Cultura

La Revolución cubana estalla de nuevo con el 'Che' de Soderbergh

  • El director y Benicio del Toro presentan en España su película sobre el mito revolucionario, que se estrena este viernes

Su figura ha despertado grandes pasiones en todo el mundo, a favor y en contra. Ernesto Guevara, el icono global de la Revolución cubana, resucita ahora en la gran pantalla y bajo la piel del actor puertorriqueño Benicio del Toro. Este viernes se estrena Che. El argentino, primera de las dos partes de un filme dirigido por Steven Soderbergh y que abordarán la vida del médico, comandante y guerrillero desde el estallido de la Revolución hasta su muerte en Bolivia con 39 años.

Del Toro, autor de la idea original del proyecto, aseguró ayer, durante la presentación de la cinta, que está "cubierto de miedos" por la responsabilidad que ha supuesto interpretar a un personaje cuyo rostro -el que un día inmortalizó Alberto Korda- circula por medio mundo en camisetas, bolsos gorras, llaveros, tatuajes. "Siempre es difícil llegar a un personaje, pero en este caso tuvimos la suerte de ponernos en contacto con mucha gente del entorno del Che", aseguró el actor, que antes de sumergirse en la película no conocía bien la vida del guerrillero argentino.

Siete años de investigación, estudio y rodaje han sido necesarios para culminar las cuatro horas y cuarto de metraje que en total duran las dos películas y que bucearán, tal y como indicó el actor oscarizado por Traffic, no sólo en la vida de este personaje sino "en la historia entera de un país". Esta primera entrega, que cuenta con la participación de actores españoles (como Unax Ugalde, Elvira Mínguez o Rubén Ochandiano), se centra en la vida de un joven Guevara -una persona "coherente y admirable", según Del Toro- que junto a Fidel Castro (encarnado por el mexicano Demian Bichir), combatirá contra el régimen de Fulgencio Batista para liberar al pueblo cubano.

No todo son halagos. Muchos han calificado al Che de "asesino" y de "criminal en masa". Por eso Soderbergh aspira, dice, a mostrar la imagen del revolucionario "tal y como fue". "No tenía por qué glorificarlo. Simplemente mostré un personaje que mantuvo su furia durante más de 15 años contra la injusticia", afirmó el director, para quien el Che es uno de las figuras más importantes del siglo XX. Le cuesta más explicar su propia película, pues, según confesó, "la experiencia de rodarla ha sido demasiado intensa como para hablar de ella objetivamente".

El autor de Sexo, mentiras y cintas de vídeo, Erin Brockovich y la saga de remakes de Ocean's Eleven aguarda con nervios su estreno en España. "Lo que ocurra el viernes va a ser muy importante, porque es el primer lugar donde se va a ver la película. Si no hay apoyo de la crítica se quedará sin público, y entonces será completamente imposible para otra persona que venga detrás mío hacer una película de este tipo", opinó el director, quien también tuvo buenas palabras para el español Alberto Iglesias, autor de la banda sonora del filme.

Todo el reparto espera que la película llegue a Fidel Castro y que sea de su agrado. Benicio del Toro está seguro que el pueblo cubano reconocerá al que se convirtió en su mayor revolucionario. Aunque por las exigencias que ha supuesto la preparación del personaje, tambien proclamó una paradoja: "Aún sigo pensando que es imposible hacer una película sobre el Che Guevara". En un plano más prosaico y preciso, puede que ver esta película en Cuba también sea imposible: si hay "ataques" a Castro, la película no será exhibida en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, según ha avisado Alfredo Guevara, presidente del certamen, para quien la obra "deforma" la relación del Che con el padre de la Revolución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios