Monkey Week SON Estrella Galicia | crítica Breve y dos veces bueno

  • De entre todos los showcases que hemos podido ver en streaming durante la celebración del Monkey Week ha destacado el de Rosario La Tremendita, emitido en las tardes del martes y el sábado.

La Tremendita, Pablo Martín Jones y David Sancho La Tremendita, Pablo Martín Jones y David Sancho

La Tremendita, Pablo Martín Jones y David Sancho / Happy Place Records

Toda su carrera lleva Rosario La Tremendita moviéndose desde la libertad dentro del flamenco, que es su lenguaje natural, sin importarle mezclar palos ni buscar la comodidad en alguno de ellos que le venga mejor a su voz o a los acordes que saca de cualquiera de los instrumentos que domina; ella siempre ha tratado de encontrar la sencillez dentro de la complejidad del cante y de sus textos, dejándose guiar por la inspiración. Su pequeño concierto en el Monkey Week SON Estrella Galicia ha sido una clarísima muestra de que consigue la autenticidad en la mezcla y fue capaz de sacarnos nuestras emociones a flor de piel enlazando una petenera corta de La Niña de los Peines con un toque por malagueñas, mientras se lucía mezclando su bajo con las armonías de jazz fusion que sus dos compañeros esparcieron, fluyendo tan tiernas como intrincadas. Eso justamente fue lo que hizo con Un mundo nuevo y Huyo hacia el amor.

La pureza solamente se quedó en la referencia a la heroína que hizo en la canción con que inició la marcha, entre quejíos llenos de ecos. Porque luego la mezcla todavía se intensificó más de lo indicado antes, con unas tarantas que pasaron a ser fandangos, en Mi voz, la única canción que conocemos del que será su nuevo disco, Tremenda, en la que cambió el bajo por la guitarra, usándola de puente para luego, en Abuelerías, meter por bulerías coplas de Quiroga, Vizcaíno y Rafael de León, de quien eligió la mítica A tu vera para sanar la herida del cuplé acelerándolo al final de forma fiestera. Con Valeriana, una canción de su disco de hace dos años, con aires de marianas y cadencias de zambra, puso punto final a lo que nunca hubiésemos deseado que fuese un corto showcase, sino un concierto monumental y largo, muy largo.

La Tremendita reúne conocimiento y sentido común para aplicarlos a la verdad del flamenco y por eso su paso por este festival ha sido una brillante muestra de que existen nuevas formas de entender este arte y de expandirlo más allá de sus límites.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios