Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

flamenco

Versos de la conciencia gitana

  • José Valencia estrena hoy en el Teatro Lebrijano su nuevo proyecto, 'Gila', fruto de su inmersión en la poesía española e internacional escrita en romanés

El cantaor José Valencia estrena hoy en su ciudad su nuevo trabajo. El cantaor José Valencia estrena hoy en su ciudad su nuevo trabajo.

El cantaor José Valencia estrena hoy en su ciudad su nuevo trabajo. / juan carlos vázquez

En el desgarro y en la alegría, sin que parezca importar tanto el sentimiento en cuestión como la perspectiva desde la que se expresa, los poetas gitanos hablan con bastante frecuencia en plural. No buscando esa solemnidad impostada del giro retórico, dice José Valencia, sino "como si hablaran para mucha gente, y sintiendo a mucha gente detrás de ellos, asumiendo la importancia de su conciencia colectiva". El cantaor ha dedicado el último año a rastrear y leer a poetas gitanos de todo el mundo, "un ejercicio de investigación en mis propias raíces". El proyecto, titulado Gila (poemas en romanés), se estrena hoy en el Teatro Lebrijano, después de un acto que empezará a las 19:00 y en el que se impondrá la Medalla de Oro de la localidad a la Asociación Cultural Juan Bernabé (no hay entradas, sino invitaciones, y están ya agotadas).

"La idea surgió un día viendo el telediario. Estaban hablando de una película que se presentaba en el Festival de Berlín y que estaba dedicada a la memoria de Papusza [la primera poeta gitana polaca que vio publicados sus textos; la película, Papusza, de Joanna Kos-Krauze y Krzysztof Krauze y de profundo aliento trágico, en justa correspondencia con la vida de Bronislawa Wajs, nombre real de la escritora, se estrenó en 2015 en España]. Yo soy gitano también, y aunque mi peripecia ha sido otra, porque para mí no ha sido un problema serlo, me paré a pensar en cuántos otros gitanos, en cualquier lugar del mundo, fueron a pesar de todo capaces de dejar su huella", explica el artista, nacido en 1975 en Barcelona -"por accidente", como suele decir- pero criado y profundamente enraizado en Lebrija, y sin duda una de las voces más poderosas y en forma del flamenco.

No quería hacer una reseña de nuestras fatigas, sino mostrar nuestros modos de sentir, ni más ni menos"

"El proceso de investigación fue largo, entre otros motivos, claro, porque el romanés es un idioma muy desconocido, o en muchos sitios directamente desaparecido. Tuve la ayuda de personas como Miguel Ángel Vargas y Nicolás Jiménez, sin los cuales no habría sido posible este proyecto. Ellos fueron fundamentales a la hora de traducir los poemas al castellano. Yo tenía la idea muy clara, pero uno no puede abarcarlo todo, es así de simple; y si pretendes hacerlo así, entonces es que eres un fenómeno o una mentira", explica el cantaor. Por su garganta hablarán los serbios Rajko Djuric y Rasim Sejdi, la checa-estadounidense Nadia Hava-Robbins y los españoles José Heredia Maya, Helios Fernández Garcés e Isaac Motos, los autores que finalmente fueron seleccionados, cuyos poemas, dice Valencia, abarcan un "abanico muy amplio" y difícilmente podrían ser agrupados en un tema común o genérico.

"Queríamos, sobre todo, dar importancia a lo que quiere expresar cada poema, al modo de sentir y de decir de cada poeta. Por eso mismo me daba coraje tener que buscar un hilo común, tener que contar algo. Son diferentes voces, y una habla de amor, otra de cosas tristes, como el desarraigo, y la de más allá de historias cotidianas en las que todos podemos vernos reconocidos. Son diferentes prismas, y ahí está precisamente la riqueza del proyecto, y por ese mismo motivo he sido yo el que me he adaptado a los poemas, y no al revés", explica el artista, que tuvo claro que no quería poner el acento en los contornos trágicos que podría haber tenido un acercamiento a la lengua de los gitanos, históricamente perseguida y extinta en muchos lugares. "Claro que algunos poemas tienen un aliento trágico, pero no me interesaba que el espectáculo fuera una denuncia ni una reseña de nuestras fatigas. Quería mostrar nuestros modos de sentir, ni más ni menos", dice.

Acompañarán al cantaor en el escenario Juan Requena (guitarra), Batio (cello), Daniel Suárez (percusión), Helios Fernández (actor) y la niña Sofía Suárez (baile), en un espectáculo con dirección de Miguel Ángel Vargas y música de Requena, Batio y el propio José Valencia. Con el estreno de Gila, además, el Teatro Lebrijano continuará celebrando los 50 años transcurridos desde su creación, motivo por que se le entregará esa Medalla de Oro a la Asociación Juan Bernabé.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios