Cultura

El amanuense del siglo XXI

  • La editorial Moleiro es la casa de mayor prestigio mundial en la clonación de tesoros bibliográficos del medievo y el Renacimiento, como el 'Breviario de Isabel La Católica', la gran joya de la British Library.

Comentarios 2

La Biblioteca Nacional de Francia custodia, bajo la signatura Ms. Lat 9333, el Tacuinum sanitatis, un tratado de medicina escrito en Bagdad, cuando era califato, en 1035 que basa su estrategia en cinco puntos: cuidar lo que comemos y bebemos, el aire que respiramos, el ejercicio y el reposo, el control de los humores (la bilis, la sangre...) y los estados del ánimo. "¡Fíjese el tiempo que ha tardado la humanidad en darse cuenta de la importancia del medio ambiente!" Tal es la vigencia de muchos de los manuscritos, códices, tratados y maravillas de la bibliografía anterior a la imprenta custodiados en los templos del saber que son los museos y bibliotecas nacionales de todo el mundo.

La Editorial Moleiro, que puso en marcha el periodista orensano Manuel Moleiro en Barcelona en 1991, lleva dos décadas divulgando estas joyas de la Historia de la mejor manera posible: clonándolas, porque es este verbo nacido de la ciencia del siglo XXI el que define el resultado del trabajo que el equipo que lidera Moleiro obtiene sobre estas joyas escritas por poetas y monjes, por alquimistas y beatos, en el medievo y el Renacimiento. "Trabajamos in situ, tomamos fotografías de cada página y vamos sacando pruebas y corrigiéndolas [en una tarea que puede durar años] hasta que a simple vista el original y la copia no se pueden distinguir". Con un catálogo de 40 réplicas exactas -en la textura, tamaño, color e incluso olor de sus páginas-, Moleiro ha rescatado y puesto a disposición de universidades, investigadores y "personas extremadamente sensibles al conocimiento" algunos de los manuscritos fundamentales para la Historia de la Humanidad, como el Breviario de Isabel La Católica, el más suntuoso manuscrito creado para un monarca español que brilla con luz propia como la gran joya de la British Library de Londres.

Es esta pieza la estrella de la exposición ElGabinete de las maravillas: códices iluminados de las mejores bibliotecas del mundo, la muestra que hasta el 10 de junio se puede visitar en el Salón Alto del Alcázar y que reúne 27 códices manuscritos ilustrados y 17 mapas que proceden de cuatro atlas del siglo XVI, que proponen un recorrido fascinante por ocho siglos de Historia a través de estas obras maestras gemelas a los originales que custodian con celo las mejores bibliotecas del mundo.

La labor de Moleiro, más allá de que sus libros sean regalos de Estado y adornen los anaqueles del Vaticano, la Casa Blanca, el Buckingham Palace o la Casa Real española, por citar algunos de sus célebres dueños, es de prestigio y predicamento internacional, porque la suya es una labor única, limitada. La reproducción facsímil de estos manuscritos se limita a 987 ejemplares, "y termina en 7 porque es éste el número de la perfección en el mundo bíblico". Y fue el arte de la perfección como denominó el Times, cuenta Moleiro, su exquisita labor editora. Y en tanto que perfecta es fundamental para la conservación futura de estos códices: "En un país tan avanzado como Alemania, por ejemplo, el incendio de la biblioteca de Weimar arrasó con todos los fondos", apunta, y hoy, un año después, nada sabemos -nada queda, por tanto- del destino que los ladrones del Códice Calixtino en la Catedral de Santiago dieron a este manuscrito del siglo XII, guía universal para los peregrinos del Camino de Santiago.

La de Sevilla, explica Moleiro, "es la exposición más completa que se puede ver en la actualidad de obras de este tipo y de todos los tiempos, además albergada en un marco incomparable, como es el lugar en el que nació Juan, hijo de Isabel La Católica", en cuyo Breviario, magistralmente iluminado por los mejores pintores de Flandes y que fue entregado a la reina poco antes de 1497 por su embajador Francisco de Rojas, este investigador paciente y discreto ha estado trabajando durante cinco años, para devolver la vigencia a este texto de gran relevancia histórica y artística. Códices estos que regresan a nuestros días con una labor "que no ha costado un euro al erario público", añade.

La creación de estas réplicas numeradas se complementa -o precede más bien- "un estudio detenido a cargo de investigadores de primerísima línea, sea del país que sea, de cada una de las obras. Lo importante es su sabiduría. El trabajo que he hecho yo con el Metropolitan, con la Fundación Hungtinton, con la Biblioteca Nacional Rusa, la Morgan Library, con la Biblioteca Nacional de Francia... sólo es posible por la complicidad absoluta y creencia en nuestra labor".

El Libro de la Felicidad, rareza escrita en Estambul en 1582 por el sultán Murad III basado en textos del Corán, el Génesis, Las mil y unas noches y diversos tratados en una afortunada alianza manuscrita de civilizaciones o los célebres Beatos de Liébana, "tan importantes para la cultura europea como lo fueron las catedrales", figuran en el catálogo de Moleiro, este amanuense de nuestros días cuyo legado está llamado a perdurar por siglos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios