Toros En directo, Manuel Escribano, Borja Jiménez y Roca Rey en la Maestranza

DIRECTO Horario y dónde ver el 'Alumbrao'

Múnich en vísperas de una guerra | Estreno en Netflix

Rehabilitación de Chamberlain

Jeremy Irons interpreta al Primer Ministro Neville Chamberlain en el filme.

Jeremy Irons interpreta al Primer Ministro Neville Chamberlain en el filme.

El nazismo, los preámbulos o el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial siguen nutriendo ficciones y documentales en lo que sin duda es un pozo sin fondo para guionistas, productores y directores. No hay más que ver esta pulcra cinta británica dirigida por el alemán Christian Schwochow (Paula, La lección de alemán) que desembarca en la plataforma de la N para recordarnos que todo podría haberse evitado pegándole un tiro a Hitler a tiempo y, sobre todo, para lavar la depauperada imagen del Prime Minister Neville Chamberlain tras su firma de paz con el Führer en los ya famosos acuerdos de Munich de 1938 que tan sólo sirvieron para posponer la guerra un año, un año que, como nos recuerdan los rótulos de cierre, Inglaterra emplearía para prepararse junto a las tropas aliadas.

Conocidos los hechos, se trata aquí de seguir lo que con ellos noveló Robert Harris, que sitúa en la amistad entre dos jóvenes estudiantes de Oxford, uno alemán, otro británico, el epicentro diplomático de una trama de suspense y espionaje destinada a desenmascarar los verdaderos planes expansivos del ‘monstruoso’ Hitler y no caer en su trampa.

Así, la cinta viaja de Londres a Berlín y Munich con el plan secreto en un maletín e intentando poner el foco dramático en una doble escala personal y geopolítica, lo que implica lidiar con las tribulaciones íntimas de los amigos en apuros y también con el retrato de los grandes protagonistas de la Historia, unos Chamberlain y Hitler a los que Jeremy Irons y Ulrich Matthes prestan muy desigual y respectivamente un crepuscular sentido trágico y el parecido razonable rayano en la caricatura.

Siempre más entretenida cuando estos últimos están fuera de cuadro, Munich en vísperas… se deja ver con esa familiaridad del conocimiento de los hechos reales y, por tanto, con el suspense justo sobre cualquier viraje en los acontecimientos, aunque a la postre, la teleología y el idealismo juvenil asoman como lastre demasiado didáctico y contemporáneo de un filme donde amistad y gran política se cruzan tal vez con demasiadas licencias.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios