Festival de Jazz de la Universidad David Murray en Sevilla: Nueva Orleans Free Jazz

  • El saxofonista regaló al público un puñado de momentos mágicos en el Festival de la Universidad

David Murray, con el contrabajista Bradley Jones. David Murray, con el contrabajista Bradley Jones.

David Murray, con el contrabajista Bradley Jones. / Gracia Gata

A veces las circunstancias se conjugan para crear momentos mágicos. Sucede a veces con los conciertos de jazz. Te sumerges en la música y la vives como una especie de encantamiento que te lleva donde no pensabas llegar. Es lo bueno de vivir la creación musical en directo, que depara sorpresas imprevistas. Se viven momentos mágicos por los que agradeces haber estado allí, en el lugar y momento adecuados. Eso sucedió el pasado sábado con el concierto del David Murray Trio, en el auditorio del Cicus, dentro del 23 Festival Internacional de Jazz de la Universidad de Sevilla. El trío de David Murray nos hizo vivir unos momentos de música irrepetibles. El concierto, a puerta cerrada, se ofrece en diferido en el canal de Youtube del Cicus.

Murray es un saxofonista con su nombre en más de 150 álbumes y cuarenta y cinco años de carrera. Experiencia, saber hacer y sobre todo talento, junto a dos músicos espectaculares que lo acompañan en el trío. Una sección rítmica, más que poderosa, empoderada: el contrabajista Bradley Jones y el baterista Hamid Drake. Dos músicos que envuelven el sonido del saxofón alto de Murray y a los que éste da campo libre para solos espectaculares. En especial el batería, Hamid Drake, que sobrepasó todas las expectativas en unos solos ágiles y brillantes, con un brío y naturalidad que impresionó a los presentes. Nos dejó sin aliento. Los tres músicos tocaron temas de un nuevo álbum, aun sin publicar, todas composiciones de Murray más un tema de Thelonius Monk, Let´s Cool One, y otro del maestro de Murray, Bobby Bradford.

Con la Andalucía Big Band. Con la Andalucía Big Band.

Con la Andalucía Big Band. / Pepe Mateos

El interés de Murray por las culturas negras caribeñas y africanas se nota en su música, una sonoridad explosiva, polifónica, que engarza fraseos rápidos y estridentes del saxo con el músculo de la sección rítmica. Murray compendia y evoca la herencia musical histórica del jazz negro norteamericano, de Nueva Orleans al free jazz. Un día después, el domingo, Murray dirigió la Andalucía Big Band. Aun con poco tiempo para ensayar, la banda sonó magníficamente bien. Después del concierto hablé con algunos miembros de la big band, el contrabajista Javier Delgado y los saxofonistas Pedro Cortejosa y Javier Ortí y estaban encantados con el resultado de la experiencia. La concepción del jazz del músico, abierta y vanguardista, dejó espacio para los solistas de la banda durante el concierto, diecisiete músicos en el escenario tocando la explosiva música de David Murray. También difícil de olvidar.

Por la tarde, el festival se clausuró con un concierto de la Assejazz Big Band, en el que su director hasta ahora, Antonio Olivo, se despedía de la banda. Otro concierto memorable de esta edición del festival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios