Cultura

El inagotable Gustavo Adolfo Bécquer

  • En el 150 aniversario de la muerte del escritor, el Cicus presenta la culminación de varias obras que ofrecen una nueva mirada sobre el poeta y demuestran que "la ciudad no lo olvida"

El cantaor José Valencia y el guitarrista Juan Requena, en el Cicus durante la presentación del disco 'La alta torre'.

El cantaor José Valencia y el guitarrista Juan Requena, en el Cicus durante la presentación del disco 'La alta torre'. / Juan Carlos Vázquez

En los rincones sombríos de la Sevilla que ya nadie mira. En esos versos directos y secos que aprendimos sin esfuerzo y reproducimos cada vez con un sentido nuevo. En el reflejo que su mirada vertió sobre esta ciudad de la que siempre buscó aprobación. En la mentalidad preclara y la inquietud cultural que le transmitieron en su casa y que hoy el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus) quiere seguir defendiendo. En todo ese legado y en la sincera admiración que despierta tanto entre artistas e intelectuales como en el pueblo, "sigue viva la antorcha de Gustavo Adolfo Bécquer", ha resaltado este martes Luis Méndez, director del Cicus, en la presentación de Bécquer, a trazos, el mural Bécquer, una ruta dibujada y el disco La alta torre del cantaor José Valencia. Obras todas con las que la Universidad culmina un profundo trabajo de reconocimiento y divulgación del poeta en el 150 aniversario de su fallecimiento.

Más allá de su incuestionable papel como padre de la poesía moderna española y de la trascendencia que continúan teniendo sus versos, lo que el Cicus ha querido poner de manifiesto con las actividades en torno al autor sevillano es su "absoluta vigencia". De tal forma que todavía hoy aparece como una fuente "inagotable" que evoluciona y muta en las nuevas miradas de los creadores que se han acercado a su figura, ya sea desde el dibujo, desde la música o desde el terreno más académico. Como ha reconocido José Valencia, "ponerle música ha sido un desafío que no termina nunca porque en él siempre descubres algo nuevo".

Como el resto de estos proyectos –"que son todos de largo recorrido", ha matizado Méndez–, La alta torre se puso en macha el pasado año cuando Valencia y el periodista Francisco Robles, encargado de la adaptación literaria, se reunieron para "diseccionar durante muchas horas cada una de las letras de las Rimas hasta absorberlas y encontrarles el sentido a cada palabra". El resultado de este estudio, en el que por primera vez se recogen íntegramente letras del poeta en el cante flamenco, se pudo ver en directo el pasado septiembre en el Lope de Vega durante la Bienal de Flamenco (con la dirección musical del guitarrista Juan Requena) y ahora se presenta como un disco "con el que me siento a mis 45 años como un estudiante que acaba de entregar el trabajo de fin de carrera", ha reconocido Valencia.

Esta efeméride ha servido, entre otras cosas, para evidenciar los vínculos de Bécquer y su familia con el flamenco, así como las posibilidades de su poesía para ser parte del repertorio flamenco contemporáneo. Hasta el punto de que, como ha querido resaltar el cantaor de Lebrija, uno de los más reconocidos, versátiles y personales del panorama actual, "hay letras que podríamos pensar que se cantan de toda la vida por la forma tan natural con que conectan con lo jondo", algo que ha demostrado cuando, como colofón al acto, ha recitado con su voz sosegada aquello de "volverán del amor a tus oídos las palabras ardientes a sonar".

El director del Cicus, Luis Méndez, y el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ante el mural 'Bécquer, una ruta dibujada'. El director del Cicus, Luis Méndez, y el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ante el mural 'Bécquer, una ruta dibujada'.

El director del Cicus, Luis Méndez, y el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ante el mural 'Bécquer, una ruta dibujada'. / Juan Carlos Vázquez

Con el objetivo de ofrecer otra perspectiva sobre el poeta y recoger su tradición pictórica y la de su hermano Valeriano Bécquer, un artista reconocido por sus dibujos, se ha enfocado Bécquer, a trazos, una interesante exposición en las que las ilustradoras Inma Serrano, Celia Burgos, Aurora Villaviejas, Inma Otero y Arturo Redondo ponen el foco en los lugares becquerianos desde las distintas perspectivas contemporáneas de sus lápices. Se han sumergido en el universo romántico del creador para plasmar su visión personal de espacios tan evocadores como la Plaza de San Lorenzo, el Convento de Santa Inés, la Plaza del Museo o la Venta de los Gatos, y mostrar, como ha apuntado Redondo, "la capacidad de la ilustración para reflejar el mundo de una forma cercana, cálida y directa". En otras palabras, Bécquer, a trazos permite recorrer los lugares más icónicos de la memoria sentimental del escritor y "respirar su esencia y su vinculación con la ciudad".

El proceso se ha realizado durante meses con la técnica del urban sketching o dibujo in situ, una herramienta que, como resaltó Inma Serrano, "permite experimentar la pintura como una experiencia viva e impulsar la actividad cultural, animando a los otros a abrir los ojos". Este trabajo ha culminado con la publicación de un catálogo con los dibujos y las reflexiones de las participantes y con el mural colectivo Bécquer, una ruta dibujada, un gran plano de la ciudad de Sevilla que los ilustradores han comenzado a pintar este mismo martes y que está abierto a otros invitados que visiten el Cicus y quieran continuar la creación.

Luis Méndez ha citado otras acciones del homenaje por parte de la Universidad de Sevilla, como los Jueves Bequerianos que, si bien a causa de la pandemia no se han podido llevar a cabo presencialmente tal y como estaba previsto, han permitido acercar a la ciudadanía distintas facetas través de conferencias de especialistas como la poeta Raquel Lanseros (que se puede ver en el canal de Youtube de la Hispalense) o la profesora Teresa Sauret, que se ha emitido esta misma jornada. Asimismo, en el marco de este balance de los hitos fundamentales del aniversario de la muerte de los hermanos Bécquer se ha presentado la publicación Historia de un viejo papel. Glosas al texto becqueriano de la rima '¡Dios mío, qué solo se quedan los muertos!', prologado por la profesora Marta Palenque.

Méndez ha recordado también el recital que ofreció recientemente Amancio Prada poniendo su voz y su música al servicio de las Rimas del escritor y que dio lugar a un disco "con el que esperamos seguir sembrando la poesía en los que escuchen al cantante leonés, un clásico de nuestro tiempo que ha cantado a los grandes de la literatura española como San Juan de la Cruz, Federico García Lorca o Rosalía de Castro".

Los actos de homenaje a este sevillano universal han concluido en el Panteón de Sevillanos Ilustres de la Iglesia de la Anunciación, donde tanto el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, como el delegado de Cultura, Deporte y Hábitat Urbano del Ayuntamiento, Antonio Muñoz, han realizado una entrega floral tras la que se recitaron los poemas eternos de este poeta “al que no nos cansaremos de volver porque alimenta lo mejor de la cultura andaluza”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios