Exposición Martínez Montañés | Bellas Artes de Sevilla El magisterio de Martínez Montañés

  • Del 29 de noviembre al 15 de marzo de 2020, el Bellas Artes acogerá la primera exposición monográfica dedicada al escultor en Sevilla en medio siglo 

Restauración de un relieve de Montañés en los talleres del Bellas Artes. Restauración de un relieve de Montañés en los talleres del Bellas Artes.

Restauración de un relieve de Montañés en los talleres del Bellas Artes. / Antonio Pizarro

La exposición Montañés. Maestro de Maestros abrirá sus puertas el 29 de noviembre en el Bellas Artes de Sevilla y hasta el 15 de marzo de 2020 propondrá un completo recorrido por la trayectoria del escultor jiennense a través de 57 piezas. Algunas son obras maestras como el Cristo de la Clemencia y la Inmaculada Concepción, la Cieguecita, que cede la Catedral de Sevilla, al igual que el San Cristóbal que custodia la iglesia del Salvador y que ejecutó con 29 años.

Será "una oportunidad única para profundizar en su vida y obra, así como en la génesis del Barroco en Andalucía", consideró la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, en una visita este lunes junto a la nueva directora general de Innovación Cultural y Museos, Mar Sánchez Estrella, a los talleres de restauración del Museo de Bellas Artes que dirige Valme Muñoz. Allí se intervienen ocho de las 18 piezas que están siendo puestas al día para formar parte de la muestra. Entre ellas sobresale el relieve Martirio de San Juan Evangelista o San Juan ante Portam Latinam que ingresó en el museo tras la segunda desamortización en 1868 junto a otras obras procedentes de los retablos desmontados del convento sevillano de las monjas de Pasión. Fuensanta de la Paz interviene este relieve, que muestra el martirio del apóstol San Juan en una caldera de aceite hirviendo, en tanto que otros miembros del taller de restauración que ella dirige preparan las pinturas de Francisco Pacheco y Francisco Varela que formaban parte del retablo.

Juan Martínez Montañés (Alcalá la Real, Jaén, 1568- Sevilla, 1649) es "la figura indiscutible de la escultura barroca española y esta exposición dará cuenta de las novedades de su iconografía, de lo sublime de sus imágenes devocionales y de la ambición de sus encargos", ha explicado la consejera.

La exposición ocupará las salas V y de temporales del antiguo convento de la Merced Calzada de Sevilla, donde Montañés contrató una de sus obras emblemáticas, el Nazareno de la hermandad sevillana de Pasión, que no formará parte de la muestra.

La última monográfica dedicada en Sevilla a Martínez Montañés se organizó en 1969, hace ahora 50 años, en la Real Academia de Santa Isabel de Hungría y bajo la dirección de José Hernández Díaz. 

No habrá préstamos de instituciones extranjeras en la muestra pero sí una excelente representación de las obras de Montañés que atesoran los conventos sevillanos de Santa Ana, San Leandro, Santa Clara, del Buen Suceso y del Santo Ángel. También prestarán piezas las iglesias del Salvador, la Magdalena, San Andrés, San Julián, San Antonio Abad, la Anunciación y, como ya se anunciara, la Catedral.

Podrán verse asimismo obras de Montañés del Museo Nacional de Escultura de Valladolid, el monasterio de San Isidoro del Campo, la catedral de Huelva, la parroquia de San Miguel de Jerez de la Frontera, la parroquia de Nuestra Señora de Consolación de El Pedroso, el convento de Santa Clara de Llerena, además de los fondos que custodia el Bellas Artes de Sevilla.

Y no sólo habrá esculturas, aunque serán la mayoría (47), pues se incluirán también diez pinturas que o bien formaron parte de retablos junto a esculturas de Montañés o bien influyeron en su modo de entender las imágenes religiosas.

La exposición mostrará todas sus etapas creativas de Montañés, resaltará "su plenitud" y destacará por su "originalidad", de modo que de la exposición celebrada el año pasado en Alcalá la Real (Jaén) por el 450 aniversario del nacimiento del escultor sólo repetirán catorce piezas, según Valme Muñoz. La directora del museo concretó que la muestra se basará en tres ejes: los grandes conjuntos retablísticos, las creaciones de Martínez Montañés como imaginero y los precedentes iconográficos y prototipos, como Inmaculadas y Crucificados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios