Cromatic Vortex | Crítica

Un vórtice de fidelidad

  • La formación de Aruán Ortíz triunfa rotundamente en el Festival de Jazz de la Universidad de Sevilla y Assejaz

El pianista Aruán Ortíz. El pianista Aruán Ortíz.

El pianista Aruán Ortíz. / Jordan Kleinman

En el campo de la dinámica de fluidos, un vórtice es el centro de un remolino, se forma cuando el fluido se moviliza en torno a un círculo o un eje, como espiral o en forma de hélice. También es una magnitud vectorial, relacionada con la cantidad de circulación o rotación de un fluido en dirección a ese centro del torbellino. Algo parecido a esto contaba Aruán Ortíz la noche del viernes tratando de explicar el nombre de su banda y su actual concepción de la música que hacen. Fue al inicio del concierto que ofreció con su banda en el 22 Festival de Jazz de la Universidad de Sevilla y Assejazz. Después comenzó la música y Ortíz no volvió a hablar hasta la despedida, sin interrumpir el flujo de la música.

Aruán Ortíz es una de las personalidades más destacadas del jazz y la música creativa contemporánea. Otro de los muchos y brillantes músicos de jazz que ha dado la Facultad de Música del ISA, Instituto Superior de las Artes, en La Habana, durante las últimas décadas. Su música transita y referencia diferentes campos musicales: jazz de vanguardia, música académica contemporánea, ritmos tradicionales afrocubanos e improvisación libre.

Ortíz define su música como"un ajiaco de diversos estilos" que, por lo que escuchamos en el patio del Cicus, el pianista remueve como un fluido en una marmita, convirtiéndola en una entidad sonora autónoma que se organiza y desorganiza en múltiples formas a lo largo del concierto. Para que no olvidáramos donde estábamos, casi al final de la actuación, el grupo hizo un blues, a su manera, que fue magnífico.

Las historias de ciencia ficción han hecho de los vórtices conductos de acceso a otras dimensiones espacio temporales. Un túnel que conecta dos espacios diferentes. Esto fue el concierto, una experiencia sonora, un vórtice abierto a otra dimensión del jazz contemporáneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios