La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Abogando por volver del exilio

Perdida en lo impersonal de su recorrido, la cofradía de Las Cigarreras pasa por el Jueves Santo como de puntillas y eso tendría un arreglo tan fácil que no comprende un servidor de Dios y de usted cómo no se lleva a cabo. Con capilla propia en Los Terceros, la espléndida Virgen de la Victoria sería centro de atención en una fecha con muchos puntos donde poner los ojos. La cofradía de las Cigarreras, que se exilió en 1904 a la Fábrica de Tabacos fue nuevamente desahuciada en 1965 al compás del traslado de la tabacalera a Los Remedios. Y en Los Remedios no ha arraigado cuanto debiera, ya que ese barrio no parece hecho para el mayor lustre de nuestra gran fiesta. Y digo yo que, teniendo capilla propia en Los Terceros, tan magnífica hermandad podría establecerse nuevamente en el corazón de esa Jerusalén por siete días en que se convierte nuestra querida Sevilla.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios