Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Además, sin concentración

A las carencias físico-técnicas del actual plantel del Betis hay que unir distracciones que dificultan el éxito

TENIENDO en cuenta que el secuestro del Betis ha llegado al punto de hacerlo prácticamente invisible y apoyándonos en los criterios que especialistas y amigos nos han hecho llegar, al parecer no fue mala la imagen que el Betis dio en Alicante, pero mirando ese dato objetivo que es la clasificación comprobamos con dolor que el líder ya no es tal. El Real Madrid de Segunda División, según desafortunado calificativo del secuestrador, se ha ido de la primera a la octava plaza para sorpresa de algunos que siguen creyendo que este grupo de futbolistas que ahora defienden al Betis están cualificados para dicha empresa.

En Alicante hubo un par de minutos mortales de necesidad para el equipo bético. Dos minutos, uno en cada periodo de partido, en que la falta de concentración iba a resultar decisiva para que se le arruinase la tarde al Betis. El primero de dichos minutos fue el transcurrido entre las dos tarjetas a Sunny. Si la primera tarjeta fue rigurosa, la segunda es para quitarle el carné de futbolista al africano y el Betis lo pagó. No obstante recompuso la figura con dos igualadas hasta que llegó ese segundo minuto, el transcurrido entre el gol de Pavone y el del triunfo herculano, que llegó mientras, prácticamente, los jugadores béticos se abrazaban celebrando el segundo empate.

En fútbol, como en cualquier faceta competitiva, la concentración es de obligado cumplimiento. Un futbolista no es nada si le cogen con el paso cambiado, mirando hacia otra parte o pensando en otra cosa. Un futbolista ha de saber manejar la pelota, debe llegar antes que el contrario y cansarse más tarde que ese contrario, ha de saber eludir sus embates y saltar más, pero, esto es importante, a todas esas virtudes ha de añadirse el plus de saber a qué se juega, qué demanda el partido y qué hacer en cada instante. Eso se llama concentración, pero es que si, además, en el Betis abundan los jugadores que ni llegan antes, ni saltan más ni se caracterizan por el manejo de la pelota...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios