VÍDEO Un migrante cruza por primera vez la valla de Melilla volando en parapente

España inicia una nueva relación con EEUU

Hay que esperar que esta colaboración sobre Rota y Morón signifique un cambio en la relación con Biden y un impulso necesario en la escena internacional

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de Estados Unidos, Joe Biden, han acordado que las bases de Rota y Morón se utilicen como campos de escala para los refugiados afganos y ciudadanos norteamericanos que están siendo trasladados desde Kabul. Estados Unidos venía utilizando su base en Qatar, que es la más importante de las situadas en Asia, pero se había saturado debido a las miles de personas que están huyendo desde Afganistán en estos días. Washington había tratado que Albania o Kosovo le dieran esta cobertura, pero finalmente se ha optado por las bases conjuntas españolas. Biden y Pedro Sánchez mantuvieron una conversación telefónica el sábado por la noche, y ya han llegado a España las primeras personas retornadas por Estados Unidos. La colaboración es de lo más acertada; primero, porque Estados Unidos es un aliado de nuestro país y, segundo, porque son tropas norteamericanas y su propia Administración los que están haciendo posible la salida de personas desde Kabul hacia el aeropuerto. España está jugando un papel destacado en la asistencia humanitaria a la crisis afgana, tal como se han encargado de subrayar tanto la presidenta de la Comisión Europea como el presidente del Conejo. Hasta ahora, Sánchez y Biden apenas habían hablado unos breves minutos en una cumbre de la OTAN, a pesar de que el presidente socialista había intentado que se proyectase una cercanía que no existía con el demócrata. Viajó a Estados Unidos y no fue recibido por la Casa Blanca. Es posible que este distanciamiento se debiese a los problemas que se cernían entre España y Marruecos, del que EEUU es su principal protector, o a una irrelevancia de Pedro Sánchez en la escena internacional. Parece que la crisis afgana le ha dado una oportunidad y la está aprovechando de un modo correcto. A diferencia de otros procesos migratorios, los afganos que están llegando a España son refugiados. Hay que esperar que esto signifique no sólo un giro en nuestras relaciones con la administración Biden, sino también un impulso a la relevancia española en la escena internacional.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios