DERBI Betis y Sevilla ya velan armas para el derbi

Nuevas medidas contra el Covid-19 para evitar lo peor

La Consejería de Salud ha explicado que rastrear un brote ligado al ocio nocturno da tanto trabajo como 80 focos relacionados con reuniones familiares

La evolución de la pandemia en Andalucía es preocupante; es mucho mejor que en otras comunidades del país, pero no es buena. La Consejería de Salud lleva dos días reportando algo más de 400 nuevos positivos. Prácticamente, no hay ningún territorio del que se pueda decir que la pandemia no ha empeorado desde el estado de alarma. En España, se repiten los casi 3.000 casos, de ahí que el Ministerio de Sanidad, de acuerdo con todas las comunidades, haya aprobado 11 medidas que afectan, en especial, al ocio nocturno y a la restauración. Es correcto que se aplique en todo el territorio nacional, porque la afección es general y porque la movilidad entre comunidades es muy alta en estos meses de verano. Si no estamos en una ola como la de marzo es porque la curva de personas ingresadas está aumentando de un modo muy lento, lo que permite dar un buen encaje en los hospitales. El consejero de Sanidad, Jesús Aguirre, aseguró hace dos días que el 56% de los brotes andaluces proceden de fiestas, comidas y celebraciones familiares y de ámbitos sociales parecidos. A diferencia de lo que ocurre con los brotes en los lugares de ocio, es cierto que estos casos son menos peligrosos, porque es mucho más fácil rastrear los contactos, al no ser tan numerosos, pero su alto número preocupa a la Consejería. El Ministerio ha recomendado que estas reuniones se limiten a 10 personas. Ligados al ocio nocturno ha habido en Andalucía nueve brotes, la mayor parte de ellos en la provincia de Málaga. Éstos han dado casi tanto trabajo como 80 reuniones familiares, según ha ilustrado la Consejería. A pesar de que el Gobierno andaluz subraya que la pandemia está bajo control en la comunidad, valoración que es cierta, entendemos que las tasas de incidencia deberían bajar en las próximas semanas para llegar a mediados de septiembre con unas cifras que permitan afrontar la vuelta a las aulas y el regreso a los lugares de trabajo. Andalucía ha venido aumentando el número de pruebas PCR que se realizan al día, pero aún hay que incrementar el ritmo, y es preciso que, como está haciendo Cataluña, se realicen test de modo masivo y aleatorio en las zonas de mayor incidencia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios