DEPORTES El papel de Sampaoli a Jordán, carne de meme en internet

Tribuna

Nuria lópez marín

Secretaria general de CCOO Andalucía

Es el momento del trabajo decente

El trabajo decente supone empleo de calidad, salarios dignos, condiciones de trabajo justas, protección social, un sistema de pensiones sostenible y eliminar las brechas salariales

Es el momento del trabajo decente Es el momento del trabajo decente

Es el momento del trabajo decente / rosell

Son 20.000 nuevas personas desempleadas en el mes de septiembre en España y más de 12.000 las soporta Andalucía, donde, además, los salarios suponen un 21% menos que la media del país. Estos dos datos dan muestra inequívoca de que la clase trabajadora sigue a merced de los ciclos de empleo-desempleo, sufriendo las consecuencias de una marcada estacionalidad que empeora su calidad de vida.

En este mapa descompensado, mientras los beneficios empresariales superan los 36.000 millones de euros, según datos del Banco de España, y el 85% de las pymes experimentan esa recuperación, el desempleo se cronifica, el paro juvenil alcanza al 36,8%, y la precariedad es el sello de identidad del empleo que se genera en Andalucía, con una temporalidad del 36,3%, y un 69,9% de la población asalariada que trabaja con jornada parcial no deseada ante la imposibilidad de encontrar un empleo a jornada completa.

Los niveles de protección han disminuido enormemente en nuestra tierra por los continuos recortes al sistema de prestaciones llevados a cabo por el Gobierno de España sobre el sistema de prestaciones por desempleo, y la radiografía actual exige mayor compromiso de partidos y gobiernos para que todos los esfuerzos se encaminen a plantear soluciones. Eso pasa, inexorablemente, por un plan de choque para el empleo, con especial atención a jóvenes, mujeres y personas paradas de larga duración; por mantener un sistema de protección justo que responda a sus necesidades, y por la reactivación de las políticas activas de empleo, recuperando la inversión por persona desempleada a niveles anteriores a 2010.

Este panorama hace urgente la puesta en marcha de un plan que corrija esa situación y, sobre todo, requiere de la acción de un Gobierno que avance en el modelo del Estado Autonómico, que hasta la fecha ha mostrado su utilidad para garantizar el pleno desarrollo de nuestro Estatuto de Autonomía, buscando un modelo de financiación sustentado en el principio de solidaridad y con garantía de igualdad para el conjunto de la ciudadanía. También un Ejecutivo que, al mismo tiempo, desarrolle medidas estructurales que permitan reconstruir y reorientar nuestro modelo productivo, situando como objetivo principal la creación de empleo de calidad y la protección de las personas que más lo necesitan. Sin inversión no habrá cohesión. Entre 2008 y 2017 Andalucía ha dejado de percibir casi 10.000 millones de euros, mermando nuestro potencial de crecimiento económico y generación de empleo estable y de calidad.

Este 7 de octubre, Día Mundial del Trabajo Decente, es el momento de cambiar las reglas. Hacer realidad el trabajo decente supone para CCOO empleo de calidad, salarios dignos, condiciones de trabajo justas, protección social y un sistema público de pensiones fuerte y sostenible y acabar con las brechas salariales. En ese camino, hay que normalizar la salud laboral y la cultura de la prevención en la vida de la empresa. Con la reforma laboral se han desandado los pasos conseguidos hasta el momento, generando una espiral de accidentes laborales y enfermedades profesionales que sigue sin tocar techo y que ha dejado 2.750 personas fallecidas desde 2013 en España, 532 en Andalucía. Una situación que requiere de una intervención integral en nuestra tierra, con más concienciación y más responsabilidad empresarial.

Precisamente, es el empresariado quien puede contribuir a superar esta situación y, a través del diálogo, trasladarel IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva firmado a nivel estatal a nuestra tierra, donde un total de 63 convenios colectivos siguen estando bloqueados impidiendo una salida de la crisis más equitativa. En esa negociación colectiva ha de jugar un papel de primer nivel la igualdad, pues es intolerable que la brecha salarial entre mujeres y hombres se sitúe en el 23,2%, que 1 de cada 2 mujeres tengan rentas salariales inferiores al Salario Mínimo Interprofesional, así como que los planes de igualdad sigan siendo los grandes ausentes en muchas empresas. Es necesario extender estos planes al conjunto del tejido productivo en Andalucía.

En definitiva, es el momento de que la recuperación económica toque la calle y los bolsillos de la clase trabajadora andaluza, una tarea que implica una acción decidida del Gobierno de España para superar la reforma laboral, de la Junta de Andalucía para desplegar todo nuestro autogobierno, y una responsabilidad del empresariado para que la vida en las empresas sea mucho más amable para las personas trabajadoras. Desde CCOO seguiremos trabajando con decisión y empeño para que, más pronto que tarde, sea una realidad en las casas de las personas trabajadoras.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios