Medio Ambiente

Ecologistas en Acción alerta de mortandad de peces en la desembocadura del río Guadaíra

  • Ya hay denuncia en el Seprona y pedirá a la CHG y a la Junta que se tomen muestras de las aguas y los animales

  • El incidente se habría producido aguas abajo del polígono de la Isla 

Una imagen de Ecologistas en Acción de peces muertos flotando en el cauce del Gaudaíra. Una imagen de Ecologistas en Acción de peces muertos flotando en el cauce del Gaudaíra.

Una imagen de Ecologistas en Acción de peces muertos flotando en el cauce del Gaudaíra. / M. G.

Ecologistas en Acción va a presentar un escrito ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y ante la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible (de la que depende ahora Medio Ambiente) reclamando que se recojan muestras de las aguas y de los peces muertos que han aparecido en la desembocadura del río Guadaíra en el Guadalquivir, en un tramo de varios kilómetros río arriba, que incluye varios términos municipales. 

La mortandad fue detectada por un miembro de la organización ecologista que hacía un reportaje fotográfico y que ha descrito que los peces muertos se cuentan por cientos. Esta persona avisó telefónicamente al Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza, de la Guardia Civil) y formalizó después la denuncia. 

Juan Cuesta, de Ecologistas en Acción, ha anunciado que pedirán que se tomen esas muestras para aclarar si la mortandad ha estado causada por algún tipo de vertido, en una zona que se encuentra aguas abajo del polígono de la Isla, ya que en apariencia el cauce baja con suficiente agua, lo que podría descartar un problema por falta de oxígeno. 

Otra perspectiva del cauce final del Gaudaíra, con peces muertos flotando. Otra perspectiva del cauce final del Gaudaíra, con peces muertos flotando.

Otra perspectiva del cauce final del Gaudaíra, con peces muertos flotando. / M. G.

No obstante, este último fenómeno de la "anoxia" puede estar causado también por cambios de temperaturas. Se tendrá que aclarar. 

Lo que sí han precisado tanto Cuesta como miembros de la Plataforma Salvemos el Guadaíra, que viene luchando desde hace años porque este río se recupere del todo, es que la mortandad no estaría vinculada a un vertido de salmuera, como los que se producen con cierta periodicidad en este cauce, en periodo de recolecta de aceituna y cuando llueve. 

Éstos suelen darse más arriba en el cauce y, además de mortandad, se evidencian por la espuma en las aguas. 

Detalle de un pez muerto flotando. Detalle de un pez muerto flotando.

Detalle de un pez muerto flotando. / M. G.

De momento, fuentes de la CHG han precisado que inspectores del organismo y de la Policía Local de Alcalá han revisado toda la zona de dominio público hidráulico que está bajo su competencia, en término de Alcalá y no han detectado esa mortandad. 

Ecologistas en Acción insiste en que es más abajo y que las imágenes de estos días la demuestran claramente. Además, señalan que se han visto también milanos comiendo peces muertos, con lo que si se trata de cualquier vertido puede haber riesgo de que entre en la cadena trófica.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios