Bormujos

El fiscal y la acusación del PSOE atribuyen un delito de cohecho a la alcaldesa

  • La Fiscalía pide que se tase el bolso de Loewe y considera que le fue entregado como un "presente" por votar a favor de la moción de censura, no un regalo amoroso.

La Fiscalía de Sevilla y la acusación popular que ejerce el PSOE han atribuido formalmente este lunes a la alcaldesa de Bormujos, Ana Hermoso (PP), un delito de cohecho en relación con el bolso de Loewe que recibió del empresario Jesús Calvo Soria, testaferro de Francisco Correa y uno de los hombres de la trama Gürtel. En una vista celebrada en el juzgado de Instrucción número 2 de Sevilla, que ha durado unos 20 minutos, el fiscal Arcadio Martínez ha explicado que el bolso fue "un presente" que la regidora recibió a cambio de votar favorablemente en la moción de censura que en el año 2005 devolvió la alcaldía al independiente Baldomero Gaviño, por lo que le ha imputado un delito de cohecho, aunque en este caso dado el tiempo transcurrido no se le aplicará la actual regulación –que establece pensas de entre tres y seis años e inhabilitación de siete a doce años- sino el Código Penal de 1995, que es más favorable y las penas son inferiores.

El fiscal ha pedido que el procedimiento contra la alcaldesa de Bormujos continúe conforme a los trámites de la ley del jurado y como diligencia de prueba ha solicitado que se realice un informe pericial para tasar el precio del bolso de Loewe, según han explicado fuentes del caso, que han recordado que el bolso le fue sustraído la misma tarde que lo recibió, por lo que en principio no hay objeto que tasar ni se conoce el modelo.

En su alegato, el representante de la Fiscalía ha aludido a la composición del Ayuntamiento de Bormujos tras las elecciones municipales de 2003, las "desavenencias" del equipo de gobierno local y los preparativos de la moción de censura, con un viaje a Madrid de varios ediles, entre ellos la propia Ana Hermoso. El fiscal ha subrayado que en ese viaje el empresario Jesús Calvo Soria le hizo entrega a Hermoso del bolso, pero ha precisado que no se trató de un "regalo amoroso" sino que fue "un presente" a cambio de que votara favorablemente la moción de censura.

La acusación popular que ejerce el PSOE se ha adherido a las peticiones del Ministerio Público, incluida la prueba pericial del bolso. El abogado Alfonso Martínez del Hoyo, que representa al PSOE, ha explicado a los periodistas que ha recibido instrucciones de su cliente para “colaborar lealmente en la investigación desde una perspectiva de responsabilidad en el ejercicio de la acción popular".

Ni la Fiscalía ni el PSOE acusaron al que fuera alcalde Baldomero Gaviño y al edil tránsfuga José Sánchez, quienes hace ocho años estuvieron imputados cuando se investigó el caso Bormujos, que acabó siendo archivado.

 

Por su parte, el abogado Enrique del Río, que defiende a la alcaldesa, se ha opuesto a la imputación de Ana Hermoso, al considerar que la acusación de cohecho por un bolso no se sostiene y ha insistido en que se trató de un regalo “amoroso", tal y como pusieron de manifiesto la propia alcaldesa y Jesús Calvo cuando declararon ante el juez.

Tras esta comparecencia, el juez Carlos Mahón debe dictar el auto de imputación formal y acordar si procede la prueba solicitada por el fiscal, y a continuación continuará la tramitación de la causa por la ley del jurado, lo que implica que la regidora será enjuiciada en su caso por un tribunal popular.

En marzo pasado, la regidora declaró ante el juez y explicó que, en contra de lo que se deduce de la grabación entregada por el intermediario Eusebio Gaviño, el bolso de Loewe que le entregó Jesús Calvo Soria no fue un pago por su apoyo a la moción de censura que en 2005 le devolvió la Alcaldía de Bormujos al independiente Baldomero Gaviño. Según la alcaldesa, se trató de un regalo de amor. 

Ana Hermoso admitió que mantenía desde el año 2003, antes del cambio de gobierno, una relación con Jesús Calvo Soria, aunque se veían sólo de forma esporádica. La alcaldesa también negó entonces que mediaran otras dádivas o regalos en su decisión de apoyar a Gaviño, ya que por afinidad ideológica tenía su voto decidido, y añadió que no le consta que otros firmantes de la moción los recibieran, como el tránsfuga José Sánchez, por el que el juez le preguntó expresamente. 

Cuando el instructor, Carlos Mahón, le preguntó por la contradicción que hay entre sus palabras de ahora y las que se grabaron entonces, Hermoso señaló que cuando tuvo lugar esa conversación se hallaba delante Diego Gaviño, persona de confianza de la Alcaldía, también primo de Baldomero y de Eusebio. 

La primera edil de Bormujos dijo que, por pudor, no quiso dar pábulo a su vida personal y no interrumpió lo que estaba dando a entender Eusebio Gaviño. Ni siquiera cuando en un momento dado muestra su sospecha y le pregunta a Gaviño "¿No me estarás grabando?". Ana Hermoso, aunque reconoció su voz y la veracidad de lo grabado, sí que insistió en que se vio arrastrada o inducida en sus comentarios. 

Su versión de que el bolso fue un regalo de amor fue corroborada por el empresario Jesús Calvo Soria, mientras que el intermediario Eusebio Gaviño, que fue condenado por el caso Camas, aseguró al juez que recibió el bolso como "premio" por votar a favor de la moción de censura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios