Provincia

El alcalde de Cazalla niega que interviniera en la tramitación de varias ayudas de los ERE

  • Sotero Martín (PSOE) sostiene que no tuvo conocimiento de que estuvieran haciendo “nada ilegal”

El alcalde de Cazalla de la Sierra (Sevilla), Sotero Martín Barrero (PSOE), ha negado este martes ante la juez María Núñez Bolaños que interviniera en la tramitación de varias ayudas concedidas a cuatro empresas de la Sierra Norte y al mismo tiempo ha defendido que no tenía conocimiento de que se estuviera haciendo “nada ilegal”.

El regidor de Cazalla ha comparecido en relación con las ayudas concedidas a cuatro empresas de la Sierra Norte –Cortansa, Corchos de Cazalla, Servicios y mantenimientos de Cazalla y Enoword, y según ha explicado su abogado, Miguel Villegas, tanto el alcalde como otro de los imputados, Rogelio Becerra Martín –otro trabajador de la empresa-, han destacado que era el dueño de las empresas, el ex alcalde de Cazalla Ángel Rodríguez de la Borbolla, quien se encargaba de “nutrir de fondos a las sociedades y quien se encargaba de solicitar las ayudas”.

Según el letrado, los investigados han insistido en que la única dirección financiera la llevaba Ángel Rodríguez de la Borbolla, quien en cualquier decisión era el que  daba la “última revisión y autorización”.

El actual alcalde de Cazalla, Sotero Martín Barrero, trabajó en las empresas de Ángel Rodríguez de la Borbolla antes de ser regidor y en las mismas hacía las veces de contable, pero no de director financiero, ha precisado el letrado Miguel Villegas.

En cualquier caso, el abogado de la defensa ha insistido en que los dos trabajadores que han comparecido ante la juez han subrayado que no tenían conocimiento de que el procedimiento estuviera “viciado”.

Cuando la juez Bolaños imputó al alcalde, en marzo pasado, Sotero Martín  ya negó que hubiera “mediado para la obtención de subvenciones públicas” y alegó que en otra empresa sólo fue empleado “por cuenta ajena” y que en el caso de la cuarta, la abandonó antes de que la sociedad recibiera las ayudas. Según Sotero Martín, jamás ha “figurado ni como trabajador, ni como accionista ni como administrador” en las empresas Servicios y Mantenimiento y Corchos de Cazalla. Sobre su vinculación con Cortansa, el alcalde explicó que fue trabajador por cuenta ajena desde 2002 a 2006, pero “sin firma para cualquier tipo de transacción ni representación delegada para llevar a cabo gestiones ante ninguna administración pública”.

En el caso de Enoword, fue socio fundador hasta enero de 2005, fecha en la que abandonó la empresa y que durante ese tiempo la sociedad “no recibió subvención pública alguna”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios