diputación

Las oposiciones a bombero arrancan el día 3 con 1.400 aspirantes a 61 plazas

  • El número de candidatos ha obligado a habilitar dos sedes para el primer examen, un tipo test

  • En el concurso-oposición contará la experiencia laboral, pero no si es de bombero voluntario

Un bombero de la Diputación fotografía una nave destruida en un incendio. Un bombero de la Diputación fotografía una nave destruida en un incendio.

Un bombero de la Diputación fotografía una nave destruida en un incendio. / D. s.

El área de Empleado Público de la Diputación de Sevilla ha publicado el listado definitivo con los aspirantes que han sido admitidos para optar a las 61 plazas de bombero que están vacantes y que, como se aprobó en su día, salen en turno libre por el sistema de concurso-oposición. Son cerca de 1.400 candidatos: casi 23 aspirantes por cada puesto de funcionario que se oferta. Se trata de las plazas previstas en varias ofertas públicas de empleo aprobadas y que estaban pendientes: 31 son de la oferta de 2014; 12 más, de la de 2015; y otras 18 están incluidas en la de 2016. Otros 145 candidatos que presentaron la solicitud para optar a estos exámenes han quedado excluidos, según consta en la relación definitiva que se publicó este lunes en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). El plazo para la subsanación de errores finalizó el 15 de enero.

La primera de las pruebas para esas oposiciones se ha fijado para el día 3 de marzo, sábado, a partir de las 09:30 y tendrá lugar en las dependencias que la Diputación tiene en los complejos educativos de Pino Montano (en la calle Alcalde Manuel del Valle) y Blanco White (en la carretera de Isla Menor, kilómetro 1 de Dos Hermanas). El elevado número de candidatos ha obligado ha habilitar dos sedes. Cada uno de los aspirantes ha pagado 20 euros por los derechos de examen, lo que supondrá un ingreso para el organismo de casi 28.000 euros.

Hay casi 23 candidatos por cada puesto de funcionario y otros 145 han sido excluidos

La tramitación de estas 61 plazas de bomberos es la que está más avanzada de varias que tiene en marcha la Diputación, aunque la mayoría del resto de plazas son de promoción interna. La provisión de nuevas plazas de bombero es importante, en tanto que la Diputación y diversos ayuntamientos están trabajando en la puesta en marcha del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento, uno de cuyos objetivos es avanzar en la profesionalización de un servicio que ahora depende demasiado de los llamados bomberos voluntarios, una figura a la que se le quiere buscar un nuevo encaje jurídico -por ley, un bombero debe ser funcionario-, pero sólo con funciones de apoyo o refuerzo bajo el mando y las órdenes de bomberos profesionales. Ahora, hay parques municipales que funcionan con un sólo funcionario al frente de un equipo formado por voluntarios.

La formación mínima que se exige a estos bomberos es la de Graduado Escolar y estar en posesión del permiso de conducir de la clase C+E. La fase de oposición consta de varias pruebas. En la del día 3, con la que arranca la fase de oposición, será un ejercicio tipo test con 60 preguntas y cuatro respuestas alternativas en cada caso, con una puntuación de 0 a 10. El segundo ejercicio, que todavía no tiene fecha, consistirá en las pruebas físicas, que como el resto del temario se especificaron en las bases, publicadas el 20 de septiembre. Esa prueba es eliminatoria, de forma que cada aspirante será declarado apto o no apto. Finalizada la fase de oposición, habrá un plazo para presentar méritos, por cursos (con una valoración máxima de 4 puntos) y experiencia profesional (con una valoración máxima de 6), en la que no se tendrán en cuenta los servicios prestados como bombero voluntario. A la puntuación obtenida en la fase de oposición se sumarán los puntos de la de concurso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios