Provincia

"Le ha tocado a gente a la que le hacía mucha falta, estoy feliz"

  • Consolación Alonso Álvarez, cuponera de Muñoz Grande, vende el Sueldazo de la ONCE del Sábado Santo, un premio agraciado con 2.000 euros al mes durante diez años

Consolación Alonso Álvarez vivió ayer uno de los días más felices de su vida. No ganó nada, pero repartió un premio. Un buen premio, el Sueldazo de la ONCE, que está dotado con 2.000 euros al mes durante diez años. El agraciado fue un vecino de Utrera, con el que ayer estuvo tapeando. "Soy muy cortita, pero al final le acepté un montadito", dice, en una entrevista telefónica, esta mujer de 41 años. "Estoy muy contenta. Así da gusto repartir premios. Sé que es una familia a la que le hace mucha falta. De cinco cupones que me compraron han tocado tres".

La vendedora lleva casi cuatro años trabajando en la ONCE. Desde entonces ha repartido tres premios importantes. Empezó a vender cupones el 15 de mayo de 2012. Padece una discapacidad visual y sólo tiene un porcentaje de visión con un ojo, además de un desprendimiento de retina. Es utrerana, como el agraciado con el Sueldazo, y se pasa el día vendiendo cupones. Por la mañana lo hace en un quiosco en Muñoz Grande. "Hasta las once y media, porque entonces me voy a vender a la puerta del Eroski. Luego voy por los bares, vendiendo de manera ambulante", explica.

Una llamada de la delegación de la ONCE le informó ayer por la mañana de que había vendido uno de los números agraciados con un Sueldazo. 240.000 euros en premios. "Luego he estado tapeando con ellos y todo. Estaban muy felices. Y yo también. Vendo premios. Nunca me los quedo yo, pero eso también me hace feliz", dice, pletórica, la cuponera. Cuenta que los agraciados son de una familia humilde de Utrera. Como la suya. Esta vendedora de la ONCE trabajó durante años en supermercados y luego se fue a Mallorca a trabajar en hoteles. La enfermedad ya le impidió seguir y decidió solicitar su ingreso en la ONCE para vender cupones. Conocía el sistema porque dos tíos suyos también son vendedores de la organización de ciegos. "En mayo hace cuatro años. Y he dado varios premios, el último en noviembre".

El sorteo de la ONCE del Sábado Santo estaba dedicado al 75 aniversario de la hermandad de la Virgen de los Dolores de Villarrubia de los Ojos, en Ciudad Real. El resto de premios se repartieron entre Baleares, Castilla y León y Galicia. La ONCE recordó ayer que Utrera cuenta con 315 afiliados de las 3.702 personas ciegas y con discapacidad visual grave que hay en la provincia de Sevilla. Los sorteos de fin de semana de la ONCE ofrecen por dos euros un premio mayor de 300.000 euros al contado y 5.000 euros al mes durante 20 años, y otros cuatro sueldazos de 2.000 euros al mes durante 10 años, así como 54 premios de 20.000 euros a las cinco cifras del número premiado en la primera extracción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios