El derbi sevillano | Estadísticas

Un derbi para cerrar un ciclo

  • En el duelo 95, en Primera, el Betis pone fin a 12 años sin ganar en su estadio al Sevilla

Los jugadores del Betis celebran el triunfo con la afición. Los jugadores del Betis celebran el triunfo con la afición.

Los jugadores del Betis celebran el triunfo con la afición. / Antonio Pizarro (Sevilla)

El Betiscerró ayer el círculo de 12 años sin ganar en el Benito Villamarín un derbi en la Liga. Atrás quedaba ya muy lejos aquel resultado de 2006 (2-1) y anoche apareció la figura de Joaquín para lograr en su victoria 200 en Primera un triunfo que el beticismo llevaba mucho tiempo esperando en su estadio. El portuense fue la figura del partido para el cuadro de Quique Setién, jugando 15 minutos y haciendo el tanto de la victoria, rematar en dos ocasiones (en el segundo tiro casi marca el segundo), un balón recuperado y una tarjeta tras quitarse la camiseta en la celebración. De este modo, el tanto del 17 del Betis eclipsa un partido que, según las estadísticas, reflejó ser muy igualado hasta que llegó la jugada clave, la expulsión de Roque Mesa.

El canario, sobreexcitado todo el partido, con cuatro balones recuperados, cuatro perdidos, faltas cometidas tres y recibidas una. Y tampoco estuvo acompañado Roque Mesa por Banega, que firmó una floja actuación, como así reflejó un dato: perdió 19 balones. Uno menos que Sarabia, que perdió 20 y tampoco estuvo muy afortunado en su actuación.

Empezó el Betis mejor el encuentro, con un buen cuarto de hora (acabó el partido con un 62,2% de posesión), pero el Sevilla a partir de ahí dio un paso al frente e igualó las fuerzas (37,8% de posesión) en un derbi que en la primera parte apenas tuvo demasiadas ocasiones tanto para un equipo como para el otro. En la segunda parte, el litigio siguióigualado (11 remates al final para los verdiblancos y 8 para los sevillistas), hasta que se produjo la acción polémica del partido en la expulsión de Roque Mesa. Los verdiblancos (517 pases en total al final del choque) se hicieron con el control de la pelota ante el Sevilla (295 pases totales) hasta que lograron el gol de la victoria en un gran centro de Mandi que Joaquín remató de cabeza al fondo de la red. A partir de ahí, el cuadro de Nervión se volcó en busca del empate y el de Heliópiolis intentaba en alguna contra sentenciar el choque con el segundo. Movimientos en los banquillos, nerviosismo en la grada y un largo descuento por delante hasta que Gil Manzano decretó el pitido final. Felicidad en un Betis que vio cómo Guardado y Tello suman ya tres derbis sin haber perdido ninguno, sólo superados por Yanko (4), Josete (4) y Pallarés (5) (vía @LaLigaenDirecto).

A nivel individual, Inui, que se estrenaba en un derbi, fue el jugador del equipo heliopolitano que más veces remató a la portería (3), mientras que en el nervionense fueron Franco Vázquez y Arana (ambos con dos). En otra de las facetas del partido, Guardado y Feddal, con cinco recuperaciones, fueron los jugadores del conjunto verdiblanco que más balones ganaron al rival, mientras que en el Sevilla fueron Jesús Navas (8) y Sergi Gómez (6).

Muchos datos estadísticos que reflejaron lo que se vivió en el terreno de juego durante un derbi en el que el Betis pudo poner fin a la larga década sin conseguir una victoria en su esatdio ante el Sevilla. Un choque con el protagonismo de Joaquín y de Gil Manzano, dentro de un partido en el que se volvió a ver la pasión con la que se vive el fútbol en la capital hispalense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios