Betis - Villarreal | Análisis La valentía aguantó hasta el 1-1

  • El Betis reaccionó con energía al gol inicial del Villarreal, pero se conformó con el empate tras el golazo de Aitor Ruibal

  • La nueva fórmula pasa por una mayor consistencia defensiva

  • Así jugaron los futbolistas del Betis

La pizarra del Betis. La pizarra del Betis.

La pizarra del Betis. / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Cumplido el primer tercio de la temporada, el Betis empató su primer partido, en un duelo que comenzó perdiendo tras un error defensivo al inicio y que acabó igualando gracias a un golazo de Aitor Ruibal. Entre los 46 minutos que transcurrieron entre ambas acciones, el equipo verdiblanco demostró ambición para dar un paso adelante y cortocircuitar la salida de balón del Villarreal, pero luego, y pese a los cambios en la zona ofensiva, al Betis le faltó atrevimiento para haber buscado una victoria redentora. O quizá es que Pellegrini entendió que su equipo tampoco estaba para mucho más.

Había mantenido el chileno la base del equipo que venció a Osasuna en la anterior jornada, con el único cambio de Borja Iglesias por Loren, y el Betis se dispuso con un 4-4-2 en el que Fekir ejerció de delantero, y con una presión en campo rival que no se vio en Pamplona.

Pau Torres remata sin oposición para el 0-1. Pau Torres remata sin oposición para el 0-1.

Pau Torres remata sin oposición para el 0-1. / Antonio Pizarro

Con la botella medio llena que siempre abandera el chileno, los heliopolitanos compitieron ante un rival que pelea en la zona alta y que sólo había perdido un partido en esta Liga. Salvo en acciones puntuales, el Betis apenas pasó apuros y Joel Robles estuvo inadvertido tras encajar el 0-1.

Con la botella medio vacía, el Betis dejó escapar vivo a un Villarreal que tuvo que realizar tres cambios por lesión de sus jugadores –Iborra y Estupiñán en el primer tiempo y Coquelin, que había entrado por el medio, en el segundo acto– y que también mostró en el Benito Villamarín esa falta de competitividad que lo ha hecho empatar demasiados encuentros.

Defensa

Si el error inicial de marcaje en el gol de Pau Torres pareció encaminar el duelo a otro mal encuentro defensivo del Betis, luego sucedió todo lo contrario. Tanto en la versión inicial, con una zaga adelantada para ayudar en la presión alta, como en el repliegue posterior al 1-1, el equipo bético estuvo más firme en defensa, con un Bartra muy expeditivo.

Parece que Pellegrini ha optado por reforzar ese mensaje a sus jugadores y el equipo, incluso los que entraron desde el banquillo, se mostraron solidarios y comprometidos en ese trabajo sin balón.

Pellegrini dialoga con Guardado. Pellegrini dialoga con Guardado.

Pellegrini dialoga con Guardado. / Antonio Pizarro

Ataque

Sin aprovechar algunas pérdidas del Villarreal en campo propio, el Betis fue viniéndose arriba gracias al empuje de Emerson y Aitor Ruibal por la derecha y que encontraron a Fekir a su mejor socio. Así llegaron las mejores, aunque escasas, opciones de peligro béticas, que se redujeron al mínimo –apenas un tímido disparo de Fekir en el 81’– tras el 1-1.

Pellegrini refrescó la zona ofensiva con Tello, Sanabria y, muy al final, con Joaquín, pero eso no sirvió para que el Betis pudiera sorprender al contragolpe a un Villarreal que sí tenía el mando con la pelota.

Virtudes

La reacción del equipo tras encajar pronto el 0-1. Tuvo fe en su propuesta, halló merecidamente el premio del empate y mostró firmeza atrás.

Talón de Aquiles

No se puede conceder un gol con tan poco, en el enésimo error defensivo y colectivo de la temporada. También le faltó ambición para haber apretado a un Villarreal con dudas tras el 1-1.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios