Alavés-Betis | Informe técnico

Sin contundencia no hay puntos

  • El Betis firma buenas fases de juego en Vitoria, pero vuelve a faltarle determinación en el área de su adversario

  • Aun tras la expulsión de Feddal, no cede el dominio en el centro del campo

Así formó el Betis al inicio y al final del encuentro. Así formó el Betis al inicio y al final del encuentro.

Así formó el Betis al inicio y al final del encuentro. / Departamento de infografía

Otra vez quedó el Betis sin el premio de la victoria en partido en el que rindió bien durante varias fases y en el que nuevamente le falló la concentración. Aunque casi no inquietó a Joel Robles durante el resto del envite, al Alavés le sirvió una errónea lectura defensiva de Álex Moreno para estar por delante en el marcador durante muchos minutos. Tampoco en la otra área se mostró lo suficientemente determinante el equipo de Rubi, que sí consiguió muchas situaciones de remate pero sólo pudo anotar en un balón parado.

El técnico barcelonés repitió la formación que usó dos domingos atrás frente al Atlético, con la salvedad de que en esta ocasión era Borja Iglesias –y no Loren– quien ocupaba la punta de ataque. Los desmarques del delantero gallego a la espalda del alavesista Rodrigo Ely fueron la mayor amenaza del Betis en el cuarto de hora inicial. Un Betis que en esos primeros tanteos contaba con la posibilidad de tejer las jugadas desde atrás como gusta. Sin embargo, la pérdida y el consecuente gol de Aleix Vidal animaron al cuadro de Garitano a presionar esa salida de balón con más convicción de la que habían mostrado hasta entonces.

Ese paso adelante vitoriano hizo vivir sus peores momentos a los de Rubi, cuya reacción llegó cumplida la media hora. Pero si bien acariciaron el empate en dos o tres ocasiones, una desde los once metros, tuvieron que aguardar a la segunda parte para conseguirlo. Tuvieron la fortuna de no tardar en hacerlo una vez reanudado el duelo, pero cuando más cerca se sintieron de un segundo gol, llegó la expulsión de Feddal. Con el marroquí en las duchas, Rubi intentó recolocar a su equipo sin ceder el dominio en el centro del campo, pero éste ya no fue capaz de hacer el deseado 1-2.

DEFENSA

Los verdiblancos volvieron a disponerse en un dibujo de dos centrales con Bartra como pivote. Lograron minimizar al astuto tándem de delanteros alaveses y no sufrieron en demasía en balones parados, pero los errores de Álex Moreno y Feddal pudieron evitarse. Sobre todo el primero, correspondiente al 1-0. El lateral descuidó la llegada de Aleix Vidal y ni siquiera rectificó bien.

ATAQUE 

Durante una fase del primer tiempo, los béticos fueron incapaces de hilvanar posesiones que alcanzasen los tres cuartos de campo. Algunas de ellas morían sin llegar a la divisoria. Acusando el 1-0 y en guardia ante cualquier robo que pudiese lanzar a la carrera a Lucas Pérez y a Joselu, el Betis sufría ante un Alavés, además, muy agresivo en las disputas individuales.

Sobre los minutos 31 y 32, el escenario cambió. Una profunda posesión verdiblanca provocó que el Alavés diese un paso atrás y Fekir empezó a hacer daño desde un lugar centrado. El Betis hizo méritos de gol en el tramo final del primer tiempo y los repitió al comenzar el segundo con un Guardado muy involucrado en la dirección. Pero al quedar con uno menos, Rubi tuvo que mover el árbol. Desde la mediapunta, Canales pudo decantar el envite, pero no se le acompañó.

VIRTUDES 

Muy atento siempre a las vigilancias, el Betis concedió muy poco a su rival y siempre lo controló.

TALÓN DE AQUILES

La falta de contundencia arriba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios