Portugalete - Betis

El Betis sí se toma en serio esta nueva Copa (0-3)

  • Los verdiblancos golean al Portugalete con tantos de Álex Moreno, Loren y Joaquín

  • Rubi colocó un once muy titular que sólo sufrió tras anotar el 0-1

Álex Moreno celebra el primer gol bético. Álex Moreno celebra el primer gol bético.

Álex Moreno celebra el primer gol bético. / Luis Tejido / Efe

El Betis de Rubi se toma en serio la Copa del Rey. Desde la alineación inicial, con la colocación de Joel Robles como portero titular dentro de un once muy reconocible, el técnico demostró a los suyos que había que ponerse el mono de trabajo en Portugalete y demostrar esa superioridad que marcaban las tres categorías de diferencia con su rival.

No especularon los verdiblancos, que salieron a realizar su fútbol desde el pitido inicial de Prieto Iglesias y, que, sin generar demasiadas ocasiones, fueron metiendo a su rival en campo propio. El gol de Álex Moreno, mediado el primer tiempo, otorgó esa ventaja que siempre evita que puedan aparecer los nervios, y el de Loren tras el descanso dejó prácticamente sentenciado el choque en ese abarrotado campo de La Florida.Fue un Betis solvente, práctico y que desniveló el duelo tanto por la mayor calidad de sus centrocampistas, con especial relevancia para Édgar, Aleñá y Canales, como por la pegada exhibida ante un modesto como el Portugalete, que sólo se arrugó cuando entendió que eliminar a los verdiblancos era una misión imposible ante la máxima implicación de su contrincante.

Como se esperaba, el Betis se adueñó de la pelota desde el inicio, aunque eso apenas se tradujo en ocasiones. Mantuvo Rubi ese 4-3-3 con el que ha empezado a construir un equipo reconocible bajo su tutela, aunque esta vez Bartra ejerció de central y Édgar de pivote. Además, el técnico apostó por Aleñá como pareja interior de Canales y entre ambos guiaron el juego bético en la medular, aunque ni Tello ni Diego Lainez le dieron en el arranque profundidad a los ataques.

Loren remata de cabeza para lograr el 0-2. Loren remata de cabeza para lograr el 0-2.

Loren remata de cabeza para lograr el 0-2. / Luis Tejido / Efe

Sí consiguieron llegar los béticos al área local con las incorporaciones de Barragán y, sobre todo, Álex Moreno. Precisamente, el lateral catalán dispuso de las dos mejores ocasiones de la primera parte, gol incluido. Tras recibir un pase de Aleñá dentro del área, Álex controló y golpeó con la zurda para que la pelota se colase por la escuadra del meta Mediavilla. 0-1 y medio trabajo ya adelantado.

Y el lateral incluso pudo ampliar el marcador ocho minutos después. Tras una buena acción de Édgar, que se llevó la pelota con coraje, Álex Moreno remató con la zurda desde el interior del área, pero esta vez el balón no encontró la portería rival.

El gol le había dado tranquilidad al Betis, que intentó contemporizar con la pelota y evitar así algún susto inesperado, pero también hizo despertar al Portugalete. Los locales dieron un paso adelante en su presión y empezaron a pisar el área de Joel Robles. E incluso los vascos pudieron lograr el tanto del empate por medio de Alberto, que cruzó en exceso un remate franco ante la desesperada salida de Joel Robles.

Édgar da un pase ante la oposición de Chopi. Édgar da un pase ante la oposición de Chopi.

Édgar da un pase ante la oposición de Chopi. / Luis Tejido / Efe

Pese al dominio de la pelota, los verdiblancos no se sintieron cómodos en esa recta final del primer tiempo. Las reducidas dimensiones del campo y el irregular estado del césped dificultaban las combinaciones rápidas o las conducciones en velocidad, por lo que la diferencia de calidad se atenuaba.

El escenario cambiaría rápidamente tras el paso por la caseta. Un saque de esquina lanzado por Tello encontró un perfecto testarazo de Loren, que puso el 0-2 y que ya sí desniveló por completo el duelo. Buscó la reacción el cuadro local con las entradas al campo de Isuardi y Jonfi, pero el Betis se adueñó por completo del encuentro. Las largas combinaciones de los jugadores béticos hacían imposible los intentos del Portugalete por acercarse al área de Joel Robles e incluso los verdiblancos pudieron aumentar el marcador en sendos remates de Aleñá o una falta de Canales, que tras una jugada ensayada, disparó junto al poste izquierdo de Mediavilla.

El plácido desarrollo final del partido permitió que Rubi metiera en el campo a Guardado y Joaquín, que pudieron romper a sudar en esos 15 últimos minutos del encuentro. Y el portuense, que sigue en estado de gracia, dejó su sello con una gran definición para establecer el definitivo 0-3, en un contragolpe iniciado por Aleñá y que continuó Loren habilitando a la llegada del capitán bético.

Fue el colofón final para el cuadro de Rubi. Si el técnico había avisado en la previa que el Betis le otorga la misma importancia a la Copa que a la Liga, el mensaje no se quedó únicamente en las palabras y el cuadro verdiblanco salió al campo dispuesto a pasar de ronda por la vía rápida. Este nuevo formato copero permite soñar con seguir avanzando eliminatorias, pero la primera lección pasa por tomarse en serio estos duelos ante los modestos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios