Espanyol-Betis Bartra rescata al Betis en la crispación

  • Un gol del catalán salva un punto para un Betis que comenzó ganando y que se dejó remontar antes del descanso por un revolucionado Espanyol

  • Tello pudo dar la victoria con un mano a mano en el último minuto

Joaquín, Feddal y Emerson felicitan a Bartra tras el tanto del empate. Joaquín, Feddal y Emerson felicitan a Bartra tras el tanto del empate.

Joaquín, Feddal y Emerson felicitan a Bartra tras el tanto del empate. / EFE

Un punto que deja insatisfecho. Una igualada que permite sumar por cuarta jornada consecutiva. La botella medio llena o medio vacía. Así salió el Betis del RCDE Stadium, donde un gol de Bartra rescató un empate para los verdiblancos ante un Espanyol que dejó claro que el puesto de colista que ocupa en la tabla está justificado.

Dejó escapar una oportunidad el cuadro verdiblanco de acercarse de una vez a la zona europea, en un partido que se le puso de cara pronto con el gol de Borja Iglesias, pero cuya ventaja no supo administrar ante un Espanyol revolucionado, que recurrió al fútbol directo y de segunda jugada para darle la vuelta a la situación.

La posterior reacción de Rubi, con las entradas de Diego Lainez y Tello, mejoró al equipo bético, que acumuló ocasiones para haber ganado el encuentro, sobre todo en las botas del catalán. Su carrera de velocista en el último minuto lo dejó solo ante Diego López, pero su picada fue vista por el meta que sacó el guante para desviarla a córner.

No se sintió nunca cómodo el Betis en el campo, quizá por esa necesidad que tenían los espanyolistas de conseguir el primer triunfo en casa y que lo llevó a plantear un partido al límite del reglamento, con continuas fricciones y disputas, que llenaron el juego de imprecisiones.

Diego lainez conduce la pelota ante la oposición de Dídac. Diego lainez conduce la pelota ante la oposición de Dídac.

Diego lainez conduce la pelota ante la oposición de Dídac. / Andreu Dalmau / Efe

Salieron los verdiblancos al partido con intensidad y una presión alta liderada por Bartra. Precisamente, una recuperación del catalán generó el primer gol del encuentro. Fekir cedió a Joaquín, que colocó un pase en profundidad a la velocidad de Álex Moreno, que llegó hasta la línea de fondo para poner un buen centro que Borja Iglesias convirtió en magnífico con su testarazo.

Parecía que el 0-1 le daría al Betis un mayor dominio del juego ante un Espanyol crispado en la grada y en el césped. Pero la realidad apuntó en otra dirección y no acabaron los verdiblancos de adueñarse del partido y en medio de las imprecisiones apareció la figura de Darder para darle un vuelco a la situación.

La conducción del espanyolista, sin apenas oposición de Canales, lo llevó hasta el área bética, donde enganchó un derechazo imposible para Joel Robles que puso el 1-1 y encendió aún más a la afición local.Sin brillantez en su fútbol, pero con tesón y coraje, el Espanyol fue metiendo al Betis atrás, quizá también favorecido por la decisión de Rubi de llevar a Bartra al centro de la defensa. Ese paso atrás del catalán favoreció el fútbol directo del cuadro blanquiazul, que empezó a generar problemas con centros y acciones a balón parado.

Así llegaría el 2-1, tras un magnífico centro de Marc Roca que Darder remató en el segundo palo; Joel Robles despejó y ese rechace fue remachado a la red por Bernardo. Casi cuatro minutos más tarde, después de que Cuadra Fernández revisara la jugada en el monitor, el Espanyol celebraba la remontada.

No cambió demasiado el duelo con el paso por la caseta, aunque al Espanyol ya le costaba mantener ese ritmo en la presión con la que había empujado alBetis hacia su campo en el primer tiempo. Las molestias de Fekir llevaron a que Rubi agitase pronto el banquillo, primero con Diego Lainez y luego con Tello.

Con apenas dos minutos en el campo, el extremo lo intentó con un disparo combado al que respondió de manera excelente Diego López para enviar la pelota a córner. Pero en el saque del mismo llegaría el tanto del empate. Canales envió un centro al segundo palo que Feddal metió en el corazón del área, donde emergió Bartra para cabecear con virulencia y colocar el 2-2.

Se ponía el partido de cara para los verdiblancos, sobre todo por la impotencia que ya exhibía el cuadro local para gobernar la pelota. Aun así, el Espanyol, con un juego directo que aumentó con la entrada de Facundo Ferreira, también dispuso de ocasiones, con un remate del propio delantero y otro de Darder a los que respondió bien colocado Joel Robles.

Sin el control del partido, pero con la sensación de que el peligro llegaría del lado verdiblanco el partido entró en la recta final. Machín, que había colocado a Iturraspe para intentar frenar la sangría de su equipo en la medular, se desgañitaba en la banda, desesperado ante la falta de acierto de los suyos.

Y la tristeza para los locales pudo ser peor en los instantes finales del duelo. Un saque en largo de Diego López acabó, tras un despeje de Bartra, en los pies de Tello, que se marchó por piernas de Bernardo para plantarse ante el meta, aunque su leve toque no sirvió para superarlo.

Ahí comenzó a apagarse el partido para el Betis, que se marchó con la sensación de haberse dejado dos puntos de oro en esa obligada escalada que le toca realizar en la clasificación. La lectura positiva pasa por esa dinámica que mantiene al equipo invicto por cuarta semana seguida. Esa botella medio llena que debe servir como acicate para acabar el año con otra alegría en el Benito Villamarín.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios