actividad física

El ejercicio regular es beneficioso para la salud respiratoria de los fumadores

  • La actividad física mejora la función pulmonar independientemente de los niveles de contaminación atmosférica

Elaine Fuertes, investigadora. Elaine Fuertes, investigadora.

Elaine Fuertes, investigadora. / archivo

Investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) han liderado un estudio que indica que la actividad física regular se asocia con una mejora de la función pulmonar en las personas fumadoras en ciudades europeas, independientemente de los niveles de contaminación del aire.

El trabajo ha sido llevado a cabo con más de 4.500 personas de nueve países europeos, en el marco del proyecto Ageing Lungs in European Cohorts (ALEC), coordinado por el Imperial College de Londres.

Un trabajo previo del mismo proyecto concluyó que el ejercicio regular se asociaba con una mejor función pulmonar entre las personas fumadoras, pero no se analizaron datos de exposición a la contaminación del aire. La nueva investigación, publicada en la revista Environment International, se planteó como objetivo evaluar si la exposición residencial a la contaminación del aire -la estimación anual de dióxido de nitrógeno (NO2) y de partículas en suspensión PM2,5 y PM10- modifican el efecto de la actividad física en la función pulmonar, tanto de las personas fumadoras como de las que nunca han fumado.

El trabajo de investigación analizó los datos de 2.801 personas que nunca habían fumado y 1.719 personas fumadoras de Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Noruega, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido, participantes de la Encuesta de Salud Respiratoria de la Comudidad Europea .

Durante diez años se hizo un seguimiento de las y los participantes, de entre 27 y 57 años al inicio del estudio: fueron clasificados como activos si hacían ejercicio con una frecuencia de dos o más veces a la semana y una duración de una hora a la semana o más. La función pulmonar se evaluó mediante la prueba de la espirometría.

Las conclusiones indicaron que la actividad física regular fue asociada con una mejor función pulmonar entre las personas fumadoras, independientemente de los niveles de contaminación del aire. En cuanto a las personas no fumadoras, el ejercicio pareció tener beneficios para la función pulmonar en zonas con niveles de contaminación del aire bajos o medios, pero estos resultados fueron menos claros en zonas urbanas más contaminadas.

Elaine Fuertes, primera autora de la publicación, destaca que "los resultados refuerzan el mensaje de que la actividad física es beneficiosa para la salud, incluida la salud respiratoria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios