Cáncer de mama

La inmunoterapia, un nuevo frente en la lucha contra el cáncer de mama

  • "Los nuevos tratamientos de inmunoterapia están dando resultados positivos contra el cáncer de mama" ha explicado la oncóloga Marta Santisteban, codirectora del Área de Cáncer de Mama de la Clínica Universidad de Navarra (CUN).

La inmunoterapia, un nuevo frente en la lucha contra el cáncer de mama La inmunoterapia, un nuevo frente en la lucha contra el cáncer de mama

La inmunoterapia, un nuevo frente en la lucha contra el cáncer de mama

En concreto, el uso de vacunas antitumorales y otras inmunoterapias, junto al tratamiento convencional de quimioterapia, "están demostrando un alto potencial terapéutico contra los tumores de mama más agresivos”, ha señalado la oncóloga en un comunicado de la CUN.

Un estudio liderado por la CUN demuestra que el tamaño del tumor en la mama se reduce en las pacientes un 20% más al añadir, a la terapia convencional con quimioterapia, vacunas con células dendríticas, un tipo de células inmunitarias que estimulan la acción de defensa del organismo frente al cáncer.

A su vez, la CUN va a participar en el primer ensayo contra esta enfermedad con células TIL o linfocitos infiltrantes de tumores, otro tipo de células del sistema inmune que se encuentran de forma natural en el tumor del paciente. La estrategia consiste en seleccionar los TIL que mejor reconozcan al tumor, cultivarlos y, después de ser “activados” para atacar al cáncer, administrárselos de nuevo a la paciente.

El objetivo es mejorar las terapias innovadoras para reducir la recaída

Entre los tipos de cáncer de mama, el "triple negativo" es el de peor pronóstico y al que se están dirigiendo los esfuerzos en investigación, ya que no cuenta actualmente con una terapia específica.

Recientes investigaciones, presentadas en el último Congreso Europeo de Medicina Oncológica (ESMO 2019), demostraron que añadir inmunoterapia con anticuerpos monoclonales al tratamiento con quimioterapia para este tipo de tumor, en un estado inicial de la enfermedad, logra que el cáncer desaparezca en un 60 % de los casos.

El 30 % de las pacientes diagnosticadas con tumores localizados, es decir, en un estado inicial de la enfermedad, recaen tras los primeros años del tratamiento. El objetivo de estos nuevos estudios es mejorar las terapias innovadoras para reducir la recaída lo máximo posible.

Las campañas de detección precoz favorecen que entre el 85% y el 90% de los cánceres de mama diagnosticados se detecten en un estadio inicial de la enfermedad, cuando hay un mayor potencial de curación. Sin embargo, al igual que en Europa, este tipo de cáncer es la causa más frecuente de fallecimiento de la mujer en España.

Además de la carga física y psicológica para las pacientes, el cáncer de mama supone para los sistemas de salud europeos una alta carga económica, de más de 6.700 millones de euros.

La CUN ha puesto en marcha, durante el mes de octubre, la campaña "#NoEsUnaCuestiónDeSuerte", que destaca la importancia de la investigación para combatir el cáncer de mama.

Este centro sanitario tiene en marcha 30 ensayos clínicos para encontrar tratamientos cada vez más efectivos para el cáncer de mama, una enfermedad de la que en 2018 se diagnosticaron unos 2 millones de nuevos casos en el mundo.

Según la Asociación Española Contra el Cáncer, en lo que va de año se han diagnosticado en España 33.307 nuevos casos, algo más del 30% de todos los tumores en mujeres.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios