Consejos Dónde aparcar cerca del Circo del Sol en Sevilla

DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA

Por qué aún no tenemos una vacuna contra el VIH

El virus del VIH tiene mayor capacidad de mutación que el del covid

El virus del VIH tiene mayor capacidad de mutación que el del covid / PIXABAY

Desde que se dieran los primeros casos de sida, hace ya cuarenta años en Estados Unidos, se han infectado más de 80 millones de personas en todo el mundo. Han fallecido la mitad y gracias a la medicación antirretroviral que reciben más de 30 millones de infectados, la esperanza de vida de las personas seropositivas es ahora similar a la de la población general. Sin embargo, resulta imposible erradicar definitivamente el virus del organismo y no se encuentra una vacuna que sea plenamente efectiva para atacarle ¿Por qué? El principal motivo es que nuestro sistema inmunológico no está preparado para controlarlo.

La irrupción de la pandemia del coronavirus no sólo ha servido para perjudicar el avance en la investigación respecto al sida, disminuyendo entre un 50% y un 70% las pruebas de detección del VIH en los niños de países muy afectados, sino que también ha dejado en evidencia un aspecto muy importante: la extrema dificultad que existe para encontrar una vacuna efectiva contra el mismo.

Bien es cierto que desde 1981 la tecnología ha avanzado muchísimo y la colaboración científica internacional es mayor, pero la realidad es que sorprendió muchísimo entre la ciudadanía la celeridad con la que se ha conseguido que circulen por el mundo más de una decena de vacunas para combatir el covid-19 y la imposibilidad de que exista vacuna alguna para el VIH, ni preventiva ni terapéutica ¿Por qué aún no tenemos una vacuna contra el VIH?

El virus del sida tiene una mayor capacidad de mutar más de mil veces superior a la del coronavirus

Contra el sida lo único que puede usarse es poner los medios para evitar el contagio y el tratamiento con antirretrovirales. La vacuna frente al virus del sida no se ha logrado en gran medida por la elevada variabilidad genética del virus. Este virus tiene una mayor capacidad de mutar, más de mil veces superior a la del coronavirus, y su estructura de envuelta es distinta.

El VIH y su estado de latencia viral

"En el caso del coronavirus, la gran mayoría logra curarse porque su sistema inmune es capaz de reconocer el virus y dirigir una respuesta de anticuerpos para controlar la infección. Pero frente al VIH no tenemos un modelo a imitar porque el sistema inmune es incapaz de controlar la infección. Lo que copies va a fracasar, por eso hay que diseñar vacunas que enseñen a este sistema a trabajar de otra manera", explican los expertos.

Además, el VIH tiene la capacidad de "esconderse", puede infectar a la célula pero quedarse apagado, sin multiplicarse. Esto se llama estado de latencia viral y las células que están en este estado son reservorios. Los antirretrovilares impiden que el virus se replique pero no pueden atacar su forma latente. Es más, en latencia el virus también es capaz de dividir a la célula y cada una de las nuevas células lleva en su ADN el virus apagado, lo que supone un gran obstáculo para su cura y el desarrollo de vacunas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios