El Palquillo

Ainhoa Arteta emociona en su concierto ante la Macarena

Comentarios 2

Con un aplauso de varios minutos, al que siguieron varios bises, concluyó el emocionante concierto que la soprano Ainhoa Arteta ofreció en la noche del miércoles en una atestada Basílica de la Macarena. Tras cantar el Ave María de Gounod, la cantante lírica recordó la Madrugada de 2016 cuando, acompañada del padre Ayarra, organista de la Catedral fallecido el año pasado, le cantó a la Virgen de la Esperanza. Entre lágrimas, acertó a decir: "Ese momento me cambió la vida para siempre".

Más de tres años después, esta ferviente devota de la Virgen de la Esperanza ha querido protagonizar este concierto cuyos beneficios han sido para la hermandad.

Al concierto benéfico, cuyo aforo se cubrió al completo , asistieron el alcalde de Sevilla en funciones, Juan Espadas, el teniente de hermano mayor de la Real Maestranza deCaballería de Sevilla, Santiago de León, y el jefe del cuartel general de la FuerzaTerrestre del Ejército de Tierra, el teniente general Juan Gómez Salazar. 

La soprano durante el concierto. La soprano durante el concierto.

La soprano durante el concierto. / José Antonio Criado

Para este concierto, Ainhoa Arteta eligió un selecto repertorio de música sacra, con piezas de Monteverdi, Vivaldi, Caccini, Mozart, Franck, Cilea, Falla, Olaizola,Lacerda, Mompou, Bach y Gounod. Un total de once piezas, con especial presencia de las dedicadas a la Virgen María. Estuvo acompañada al piano por Marco Evangelisti.

Por expreso deseo de la cantante la escenografía se redujo a una simple tarima en el presbiterio ya que la intención era, y así se logró, convertir el concierto, según la soprano, en un rezo a la Virgen.

El recital ha sido inédito y extraordinario puesto que hasta ahora Ainhoa Arteta sólo había cantado en dos ocasiones anteriores en el interior de un templo -una en Roma y la otra en Santa María del Mar.

El concierto se ha enmarcado en la Gala Benéfica Esperanza Macarena, que secompletó, una vez terminado el recital, con una cena benéfica en el hotel Gran MeliáColón de Sevilla. Los beneficios obtenidos en el concierto y en la posterior cena sedestinarán a los fines de la Hermandad, es decir, a la formación, al culto y, sobretodo, a la caridad.

Ainhoa Arteta durante el concierto. Ainhoa Arteta durante el concierto.

Ainhoa Arteta durante el concierto. / José Antonio Criado

La Hermandad, consciente de la gran expectación del acontecimiento y del interés que ha generado, grabó el recital completo para luego ofrecerlo a través de susmedios de comunicación a todos los hermanos que no han podido asistir al mismo.

El recital ha sido  una iniciativa de la propia Ainhoa Arteta, hermana de la Hermandad de la Macarena, que ha mostrado su deseo en reiteradas ocasiones de cantar ante la Virgen de la Esperanza Macarena, imagen de la que es muy devota. El concierto ha sido igualmente un homenaje al recordado organista y sacerdote José Enrique Ayarra, también reconocido devoto de la Virgen de la Esperanza.

El hermano mayor de la Hermandad de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, señaló que "nuestra hermandad no tiene cómo agradecer este gesto de una primera figura del bel canto, que nos ha puesto solo facilidades y cuyo único interés es poder rezar a la Virgen de la Esperanza de la mejor manera que sabe, cantándole".

Tras finalizar el concierto, la soprano depositó el ramo de rosas con el que fue obsequiada a los pies de la Virgen de la Esperanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios