Rocío 2021

La Redención y los Servitas de Sevilla, en el altar de la Virgen del Rocío

  • La Blanca Paloma ha amanecido este viernes dispuesta para la celebración de la novena en el segundo Pentecostés sin romería

Altar de la Virgen del Rocío para la celebración de la novena de Pentecostés.

Altar de la Virgen del Rocío para la celebración de la novena de Pentecostés. / Hermandad Matriz de Almonte

Enseres de dos cofradías sevillanas para el altar de la Virgen del Rocío. La Blanca Paloma ha amanecido este viernes preparada para la novena que, a partir de esta jornada, se celebrará en su honor en la parroquia almonteña, donde la venerada imagen se encuentra desde que fue trasladada en agosto de 2019, como ocurre cada siete años. 

Este culto supone la víspera inmediata de un nuevo Pentecostés que, por segunda vez consecutiva, no tendrá romería, debido a la pandemia del Covid-19. A diferencia del año pasado, en esta ocasión la novena podrá celebrarse con la asistencia de fieles, siguiendo siempre las medidas de seguridad e higiene establecidas y con control de aforo. 

Para la ocasión, la diputación de cultos de la Hermandad Matriz de Almonte, junto con el equipo de santeros y el diseñador José Manuel Vega, ha ideado un altar que está conformado por multitud de enseres, algunos de ellos pertenecientes a cofradías sevillanas. Se trata de la representación de Pentecostés que, labrado en metal plateado, corona el conjunto y en el que aparece la paloma del Espíritu Santo. Se trata de una pieza que pertenece a la Hermandad de la Redención de Sevilla, que mantiene un estrecho vínculo con la Matriz de Almonte. 

Flanqueando este enser aparecen dos ángeles también de plata, pertenecientes a la Hermandad de los Servitas de Sevilla y que cada Sábado Santo cumplen tal función junto a la cruz bajo la que se dispone el conjunto escultórico de la Virgen de los Dolores y el Cristo de la Providencia. 

"Un Rocío de Esperanza"

Estos ángeles sostienen, cada uno, dos corones trenzados en verde y blanco, alusivos al color corporativo de la Matriz. De ambos pende el lema empleado para este Pentecostés: "Un Rocío de Esperanza". Las palabras están conformadas por flores de talco que representan las amapolas del camino que conducen hasta el santuario de la aldea marismeña. La palabra Esperanza la componen 125 flores, en referencia al número de hermandades filiales rocieras. 

La palabra Esperanza está conformada por 125 flores en alusión al número de filiales. La palabra Esperanza está conformada por 125 flores en alusión al número de filiales.

La palabra Esperanza está conformada por 125 flores en alusión al número de filiales. / Hermandad Matriz de Almonte

La Virgen del Rocío ya fue entronizada el pasado fin de semana en su paso. Luce el traje denominado de Pentecostés que, con bordados de estilo rocalla, salió del taller sevillano de Santa Bárbara en 2011

Con esta estampa, el mundo rociero afronta los días previos a un nuevo Pentecostés que, en condiciones normales, hubieran sido jornadas de preparativos para emprender la peregrinación. De hecho, el próximo domingo, solemnidad de la Ascensión, se hubiera puesto en camino, entre otras hermandades de la provincia sevillana, la de Osuna. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios