Sevilla

Aluvión de solicitudes de contraanálisis de droga en causas legales

  • Los abogados defensores justifican la prueba tras el robo de droga en la Jefatura de Policía

El robo de más de cien kilos de droga en la Jefatura de Policía de Sevilla ha llevado a los abogados defensores en varias decenas de casos a pedir análisis contradictorios para confirmar que los alijos que se imputan a sus clientes contienen, efectivamente, cocaína y heroína.

Abogados familiarizados con este tipo de delitos han informado a Efe de que se han pedido a los juzgados varias decenas de análisis contradictorios, después de que cinco presuntos traficantes hayan quedado en libertad, pese a enfrentarse a penas de hasta doce años de cárcel, al comprobarse que los alijos que les imputaban contenían en realidad harina y yeso.

La unidad de Asuntos Internos de la Policía mantiene abierta una investigación para averiguar quién robó más de cien kilos de heroína y cocaína de los depósitos de seguridad de la Jefatura de Policía en Andalucía Occidental, situada en la avenida Blas Infante de Sevilla, y la sustituyó por polvo blanco de similares características. Según los letrados consultados, la mayor parte de los jueces han accedido a realizar los análisis solicitados, cuyos resultados aún no se conocen.

En los casos en que han sido denegados, como ha ocurrido con un sumario que se instruye en Dos Hermanas, el caso se encuentra recurrido ante la Audiencia Provincial.

Las fuentes han añadido que el derecho a un segundo análisis está previsto por la ley, así como la posibilidad de que se haga sobre la totalidad de la droga incautada y no sólo sobre las muestras que se apartan de todos los alijos.

Hasta ahora, los contraanálisis han obligado a dejar en libertad a cuatro personas que habían sido detenidas con 16 kilos de una sustancia identificada como cocaína, aunque luego resultó ser yeso, y a otro hombre apresado en el aeropuerto de Sevilla con cinco kilos de cocaína y heroína, que luego arrojó ser harina en los análisis. Además de los casos que se encuentran en fase de instrucción, otros han sido ya juzgados y sentenciados y se encuentran en apelación, por distintos motivos, ante el Tribunal Supremo dado que el juicio fue anterior a que se descubriese el robo, en mayo de 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios