Empresas del Transporte

Atedibus exige a la Junta que las ITV de Sevilla cumplan la sentencia del Supremo

  • El Tribunal Supremo ha dictado la suspensión cautelar de la norma que establecía que la validez de las inspecciones técnicas de vehículos (ITV) no tendría en cuenta lo ocurrido durante el Estado de Alarma

Una estación de ITV de Sevilla en una imagen de archivo. Una estación de ITV de Sevilla en una imagen de archivo.

Una estación de ITV de Sevilla en una imagen de archivo. / Juan Carlos Muñoz

La Asociación del Empresas del Transporte de Sevilla (Atedibus) solicita a la Junta de Andalucía que se aplique ya en las estaciones de inspección de vehículos de la provincia de Sevilla la suspensión cautelar, dictada por el Tribunal Supremo, a la norma que establecía que la validez de las inspecciones técnicas de vehículos (ITV) no tendría en cuenta lo ocurrido durante el Estado de Alarma.

La Asociación de Empresas del Transporte de Sevilla (Atedibus) pedirá a Veiasa que la aplicación de la suspensión cautelar se haga con carácter retroactivo

El Tribunal Supremo ha tenido en cuenta la demanda contenciosa que interpuso la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), que esgrimía que, en los vehículos profesionales se daba un enorme perjuicio, al tener que pasar dos revisiones en cuestión de días. Y es que con dicha norma, las estaciones dotaban "una prórroga artificial", que causaba doble pago de tasa y doble pérdida de productividad al retirar de la circulación un vehículo profesional y más trámites burocráticos.

Con la restricción de la movilidad y el cierre de las estaciones de revisión, las empresas gestoras suspendieron las citas y concedieron prórrogas conforme durara el Estado de Alarma. Pero, una vez superada dicha revisión, con la nueva fecha aplazada por esta atípica situación, la siguiente renovación se produciría con respecto al plazo de la caducidad original.

En la provincia de Sevilla, el sector del transporte de viajeros por carretera está viviendo la peor crisis de su historia y denuncia que no entiende cómo tampoco, en este aspecto, se ha tenido ningún miramiento con las empresas y sus profesionales. Por eso, pedirá a Veiasa, la empresa gestora de las estaciones de ITV en la comunidad, que la aplicación de la suspensión cautelar se haga con carácter retroactivo.

Y que de esta forma se repare el perjuicio a las empresas que han tenido que pasar dos revisiones, sin que los plazos normales de renovación de tarjetas hubieran transcurrido. Desde la reanudación de las citas, han sido muchos los vehículos y firmas afectadas. "Por eso pedimos desde ya que se aplique esta suspensión cautelar de la norma y con carácter retroactivo", ha señalado Manuel Gutiérrez, presidente de Atedibus.

"Si un vehículo debía pasarla en abril y la ITV correspondiente aplazaba la cita, por ejemplo a octubre; la siguiente revisión te obligaba a pasarla de nuevo en abril en caso de renovación anual. Con esta suspensión cautelar se logra anular esta norma absurda y que el plazo de vigencia sea de nuevo el anual. Con lo que en este caso, el vehículo en cuestión debería volver de nuevo en octubre de 2021", ha comentado el presidente de Atedibus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios