Sevilla

La Banda Municipal es la formación no militar más antigua del mundo

  • La investigación de su director asegura que ya funcionaba en el año 1838 y desde entonces no ha dejado de tocar.

Presentación de la investigación sobre el origen de la Banda Sinfónica Municipal. Presentación de la investigación sobre el origen de la Banda Sinfónica Municipal.

Presentación de la investigación sobre el origen de la Banda Sinfónica Municipal. / Belén Vargas

Comentarios 1

"En 1838 ya hay constancia de que existía la banda y los que formaban parte de ella eran funcionarios del Ayuntamiento. Hay documentos públicos y privados que demuestran que era una formación completa y que nunca ha dejado de tocar desde entonces". Así ha resumido Francisco Javier Gutiérrez Juan la investigación que ha realizado en los últimos meses y tras la que se puede afirmar que la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla que dirige es la formación musical profesional no militar (y que nunca lo ha sido en algún periodo) más antigua del mundo y sin ningún momento de actividad, fundada, al menos, en 1838, por lo que este año celebra su 180 aniversario. El director de la banda ha dado a conocer hoy esta importante noticia junto al delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera; y el hermano mayor de la Amargura, José María Pedernal, hermandad que guarda en su archivo los recibos de los primeros acompañamientos.

El objeto de esta investigación era el de esclarecer la fecha de nacimiento de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, para lo cual ha contado con la colaboración de especialistas, como el músico militar Abel Moreno, las aportaciones bibliográficas de otros investigadores en la materia y, sobre todo, con la aportación de importantes pruebas documentales por parte de la Hermandad de la Amargura. Gracias a la bibliografía previa y a las pruebas recogidas, el estudio ha constatado que desde 1838 existía una banda profesional, siendo su director y algunos de sus músicos funcionarios públicos. El estudio de Gutiérrez Juan recoge que no existe constancia de ninguna banda de carácter civil conformada antes de esa fecha.

1838, el año clave

Uno de los recibos guardados en el archivo de la Amargura. Uno de los recibos guardados en el archivo de la Amargura.

Uno de los recibos guardados en el archivo de la Amargura. / M. G.

A esta conclusión se llega cruzando los documentos del propio Ayuntamiento y las hojas de servicio que, desde el 27 de agosto de 1838, reconocen la antigüedad de algunos miembros como funcionarios con otras pruebas, como los recibos guardados en los archivos de la Amargura para pagar los servicios de una formación integrada por estos músicos. La investigación señala que existe constancia de la actividad de la formación incluso de antes del reconocimiento por parte del Consistorio de la antigüedad a algunos de sus miembros, ya que el recibo de cobro a la hermandad por la prestación de servicios para la Semana Santa de aquel año data del 14 de abril de 1838.

Además, los documentos públicos y privados analizados demuestran la existencia de la banda desde 1838 hasta el día de hoy sin interrupción, aunque fue cambiando de nombre. Nació como Banda del Ayuntamiento (sin nombre oficial) posteriormente fue conocida como Banda del Asilo de San Fernando, Banda Municipal de Sevilla y finalmente Banda Sinfónica Municipal de Sevilla.

Hoja de Servicios Andrés Palatí­n Palma. Hoja de Servicios Andrés Palatí­n Palma.

Hoja de Servicios Andrés Palatí­n Palma. / M. G.

Según los datos aportados, la hoy Banda Sinfónica Municipal de Sevilla tiene sus orígenes en la actividad artística de Andrés Palatín Palma en el año 1838, miembro de toda una dinastía de músicos profesionales sevillanos de primer nivel nacional e internacional. Esta familia durante todo el siglo XIX y principios del siglo XX fue uno de los pilares de la actividad musical de la ciudad. Los estudios y hallazgos documentales demuestran que Andrés Palatín Palma consigue para él y para otros miembros que el Ayuntamiento de Sevilla le reconozca su antigüedad como músicos funcionarios municipales desde el 27 de agosto del año 1838. Andrés Palatín Palma constaba como músico mayor del Ayuntamiento de Sevilla y lideraba la banda de música que actuaba en todos los actos oficiales, cuyos servicios eran remunerados.

El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores ha destacado la labor de investigación impulsada por el director de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, que “viene a sumar un hito más a la trayectoria de una formación que destaca por su enorme calidad musical demostrada en multitud de eventos y acontecimientos que han tenido lugar en Sevilla y que está integrada y cuenta con la colaboración de músicos de primer nivel”. Además, Cabrera ha señalado que “una de las señas de identidad de la Banda Municipal es su elevado nivel artístico que no está reñido con la importante labor de difusión de la música que esta formación realiza en nuestra ciudad gracias a sus programas de conciertos gratuitos en los barrios o en centros escolares”.

Recibo de la Banda de Música del Asilo. Recibo de la Banda de Música del Asilo.

Recibo de la Banda de Música del Asilo. / M. G.

Por su parte, Gutiérrez Juan ha puesto de relieve “la calidad y el grado de profesionalización que esta formación tenía desde sus orígenes, una cuestión que se confirma al conocer que instituciones como la Hermandad de la Amargura, que siempre se caracterizó por la búsqueda de la excelencia en muchos aspectos, incluido el acompañamiento musical de sus imágenes, comenzaron a contratar sus servicios desde el primer momento en que estos músicos vincularon su actividad al Ayuntamiento de Sevilla”. Por último, José María Pedernal, hermano mayor de la Amargura, ha subrayado que la investigación "ha servido para demostrar la relación de la banda con la hermandad. Tiene, además, todos los ingredientes para una novela".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios