Juan Parejo

Periodista

jparejo@diariodesevilla.es

La Hiniesta: herencia barroca pasto de las llamas

Las imágenes se perdieron en el incendio provocado de San Julián el 8 de abril de 1932. El Crucificado era obra de Felipe de Ribas, mientras que la Virgen estaba más próxima a Juan de Mesa que a Martínez Montañés. Los primitivos titulares de la Bofetá: la llama latente de una hermandad. Virgen de las Penas de Santa Marta: el expresionismo desgarrado no entendido por los cofrades.