Sevilla

Despliegue permanente de la Policía en una zona catalogada como de especial atención

  • Podemos preguntó en el Senado por las medidas para rebajar la inseguridad en las Tres Mil Viviendas

La Policía Nacional, en el bloque donde murió la niña Encarnación Silva Salguero. La Policía Nacional, en el bloque donde murió la niña Encarnación Silva Salguero.

La Policía Nacional, en el bloque donde murió la niña Encarnación Silva Salguero. / m. g.

El Gobierno defiende el trabajo de la Policía y las reuniones de coordinación celebradas para mejorar la seguridad en el Polígono Sur. La senadora de Podemos Maribel Mora elevó hasta once preguntas al Senado en las que se interesaba por la situación actual del barrio. Entre otros asuntos, preguntaba por la evolución en materia de seguridad del barrio en los últimos cinco años, así como la ejecución del plan integral, las medidas que contempla el Gobierno para favorecer la convivencia y qué plazos se marcaba el Ejecutivo para erradicar las armas ilegales del barrio.

En su respuesta, el Ejecutivo del PP detalla que el Polígono Sur, y más concretamente las Tres Mil Viviendas -donde sucedió el tiroteo-, tiene una extensión aproximada de 145 hectáreas y cuenta con una población cercana a los 50.000 habitantes, "con un nivel socioeconómico y cultural bajo". "Policialmente, está catalogada como zona de especial atención", apunta el Gobierno en su respuesta, que detalla las medidas puestas en marcha por la Policía Nacional para controlar el barrio.

El Ejecutivo sostiene que hay reuniones periódicas para conocer la realidad en la calle

"Existe un plan de presencia policial permanente de efectivos (tanto por parte de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana como de la comisaría del distrito Sur), ejecutándose planes operativos funcionales al objeto de erradicar, principalmente, la venta de sustancias estupefacientes, así como el porte y/o uso de armas", indica el documento. El Gobierno apunta que la Policía viene manteniendo una serie de contactos con las asociaciones de vecinos, la Policía Local, la comunidad educativa y las autoridades municipales, entre otros colectivos, para tener un "conocimiento real sobre el clima de convivencia y seguridad".

Cada semana hay una reunión entre policías nacionales de la comisaría del distrito Sur y agentes de la Policía Local. En estos encuentros se diseñan controles conjuntos en el Polígono Sur y se intercambia información. Cada seis meses se reúne la junta local de seguridad del distrito. Además, los policías adscritos al grupo de Participación Ciudadana son los encargados de mantenerse en contacto y establecer una relación directa con las asociaciones de vecinos, comerciantes, hosteleros, colegios y otros entes vecinales, "tomando el pulso al clima de convivencia de la zona al tener un trato más activo con la ciudadanía".

En cuanto a la mesa del plan integral, el Gobierno apunta que se abarcan aspectos como el tráfico de drogas e inmuebles adquiridos irregularmente para ello, el tráfico y tenencia de armas, los quioscos ilegales en los que se vende tabaco de contrabando, alcohol y drogas, las bandas juveniles, los animales y las condiciones de insalubridad que generan, la prostitución, los menores sin escolarizar, las candelas y piscinas, la ocupación de pisos y las carreras de coches.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios