Sevilla

Destrozos en la rampa de Torneo ocho días después de su apertura

  • La pasarela ha sido objeto de actos vandálicos que han dañado la barandilla y el muro de acceso

Comentarios 10

Sólo una semana ha durado intacta la nueva rampa de acceso al paseo Juan Carlos I desde Torneo. La estructura, cuya construcción ha costado 160.000 euros, fue objeto la madrugada del sábado de diversos actos vandálicos, que causaron la rotura de parte de la barandilla metálica y el muro de acceso.

El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo de Sevilla, el socialista Antonio Muñoz, y el gerente de Urbanismo, Ignacio Pozuelo, inauguraron el pasado 25 de enero esta pasarela de metal de 130 metros, que facilita el acceso al río a personas con algún tipo de dificultad. Ésta es la única rampa de acceso al paseo que transcurre junto al río en la zona de Torneo, ya que el resto de accesos se realizan a través de escaleras. Se encuentra entre el puente de la Barqueta y la pasarela de la Cartuja, a la altura de las céntricas calles Puerta de San Juan y Lumbreras.

El Ayuntamiento invirtió 160.000 euros en la construcción de esta rampa metálica

Sólo ocho días después de su puesta en uso ya ha sufrido ataques incívicos. La valla dañada es de metal y se encuentra totalmente cedida. Además, hay varias barras pertenecientes a la estructura en el suelo. Por el tipo de desperfecto que es y el material utilizado para la construcción de la estructura, el daño ha sido intencionado y han tenido que ejercer una gran fuerza para doblarla de ese modo, además de para tirar parte del muro.

El Ayuntamiento de Sevilla confirmó ayer a este periódico que "reparará los daños causados por estos actos vandálicos en una inversión recién concluida lo antes posible".

Las obras de esta rampa comenzaron a finales de agosto y su propósito era resolver la comunicación vertical entre los dos paseos. La estructura salva una altura de 7,14 metros, que sólo podía resolverse con una pasarela inclinada que cumpliera las normativas vigentes, es decir, una pendiente continua máxima del 6%, tramos máximos inclinados de 9 metros de longitud, y mesetas intermedias de 1,50 metros. Esto hace que el desarrollo total de la pasarela sea de 129 metros.

La pasarela cuenta con unos pilares metálicos de perfilería cimentados en zapatas aisladas arriostradas, que sustentan en su eje una viga a modo de quilla sobre la que se apoya una bandeja metálica que constituye la estructura en sí, conformada por un entramado de perfilería metálica sobre la que se apoya un tramex galvanizado, que sirve de sustento a la superficie pisable conformada por chapa galvanizada y lacrimada. Las protecciones laterales se resuelven con una barandilla de acero galvanizado, conformada con tubulares de 60 milímetros de diámetro en los pasamanos, y redondos lisos como entramado vertical. El último tramo en la rasante inferior, se resuelve mediante una losa de hormigón armado, por la imposibilidad de realizarla con el mismo sistema metálico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios