Contenido Patrocinado

Diseñar tu currículum no solo depende de la plantilla

Diseñar tu currículum no solo depende de la plantilla

Diseñar tu currículum no solo depende de la plantilla

Durante la búsqueda de empleo, el currículum es el mejor aliado que tenemos, y en ocasiones el peor enemigo si no se sabe emplear bien.

En el contexto social en el que nos movemos, las empresas tienen un exceso de currículums recibidos que son incapaces de gestionar debido a su gran volumen.

A nadie sorprenderá, que una gran parte de esos CV recibidos apenas reciban atención y se terminen descartando posibles contrataciones a causa de que otro currículum llamase más la atención y fuera el elegido para estar entre las personas elegidas para ser entrevistadas.

Y aunque eso es algo que no podemos evitar por completo, sí está en nuestra mano intentar que el CV sea lo más llamativo y atractivo posible desde el momento en el que lo empezamos a diseñar.

Si te encuentras muy perdido, hay sitios webs como plantillas-curriculum donde se pueden encontrar unas cuantas ideas para estructurar de manera adecuada un CV.

Si bien es cierto que eso tan sólo será una referencia que puedes utilizar, más allá del formato o la plantilla usada, el auténtico desafío será escribirlo de manera que sea capaz de captar la atención del personal de recursos humanos.

¿Qué elementos tienen mayor impacto en un currículum?

Existen muchos apartados a tener en cuenta a la hora de diseñar y escribir un CV que aumente la probabilidad de éxito.

En internet se pueden encontrar muchos consejos detallados en profundidad e incluso algunos desde los que nos comparten una guía para redactar currículums para orientarnos paso a paso el proceso.Desde elegir el formato adecuado, hasta la información que se debe incluir.

De nada nos sirve tener una pauta básica de cómo rellenar un currículum si no se logra que, una vez en las manos de la persona encargada de la selección del personal, ésta le preste atención porque le resulte interesante.

Para ello, contamos con una serie de elementos que juegan a nuestro favor, algunos de ellos son elementos visuales, y la gran mayoría son elementos que afectan directamente a la lectura del texto que nos interesa dar a conocer.

Tiene que ser fácil de leer y llamativo:

Piensa que la persona que tendrá tu currículum tendrá también el de cientos de personas más. Por lo que no va a dedicar minutos enteros a leerlo sino que lo escaneará visualmente en busca de cosas que llamen su atención.

La información tiene que estar dividida en bloques claros y compactos que engloben ideas concretas para que de un vistazo sepan qué quieres destacar en cada momento.

Añade una marca llamativa a tu CV:

Una estrategia muy útil para destacar tu CV es añadir en los bordes una pequeña marca de un color llamativo para que el currículum destaque entre todos.

Si tiene una mesa llena de folios blancos y negros, pero hay un folio que tiene un borde azul, llamará la atención para leerlo. Luego depende de su contenido que te llame, o siga mirando más.

Tipografía agradable y limpia:

La fuente elegida es importante para facilitar la lectura del texto. Busca una que sea fácil de leer y eso aumentará las posibilidades de que le dediquen algo de tiempo.Pocos colores además el negro y blanco

Usa un lenguaje simple:

Habla de manera educada pero sencilla, sin usar palabras complicadas de forma innecesaria. Este es un error que algunas personas cometen buscando parecer más formados.

El efecto que tiene es que el CV será más engorroso de leer, y tiene justo al lado un montón de currículums que puede elegir al momento si se cansa de leer palabras rebuscadas sin motivo alguno. Cuanto más simple, más cercano será.

Cuida las faltas de ortografía:

El currículum será tu carta de presentación. Y por lo tanto, no puede tener ninguna falta de ortografía si quieres que tu impresión sea la mejor posible. Aunque no sea directamente el elemento que te de paso a una entrevista, sí que puede hacer que se incline la balanza en favor de otro u otra candidata en caso de dudas.

Como puedes ver, existen muchos detalles y matices que considerar además del diseño de la plantilla elegida.

Y es que un currículum no depende sólo del modelo de la plantilla, sino que será la información que tenga en su interior y lo bien que logremos “vender” nuestra imagen la que determinará que el proceso de selección sea favorable o no.