Sevilla

El Estadio de la Cartuja retoma su nueva etapa y suma grandes conciertos a Sevilla

  • El coliseo se presentó como referente para el fútbol y el deporte, pero compaginará otras actividades que aportarán ingresos 

  • Las actuaciones se limitarán a un aforo de 6.000 personas sentadas y con distancia

Imbroda, presentando los planes deportivos para el Estadio el año pasado.

Imbroda, presentando los planes deportivos para el Estadio el año pasado. / Efe

La nueva era del Estadio de la Cartuja anunciada por la Junta de Andalucía a primeros de 2020, justo antes de la pandemia, contemplaba reflotar una instalación que agonizaba y convertirla en un buque insignia del deporte, un referente para el fútbol nacional e internacional, para lo que sería necesario la eliminación de las pistas y el cierre del estadio.

De momento estas obras no se han acometido, pero el coliseo de la Cartuja ha tomado un nuevo rumbo al recibir inversiones por más de 3 millones de euros que han permitido que luzca con otra cara en las competiciones que ya se han albergado en él. Compaginando los partidos con la campaña de vacunación masiva instalada en esta infraestructura, los últimos eventos deportivos ha sido los partidos de la Eurocopa 2020, con muy poco aforo permitido, y antes fueron las finales de la Copa del Rey, sin público. 

Y aunque la apuesta era deportiva, la pandemia truncó las expectativas de taquillas. Lo que ha hecho que el Estadio acelere la búsqueda de otras actividades y amplíe su abanico de ofertas incluyendo de nuevo grandes conciertos. Este mes de septiembre hay ya previstos tres. Uno de David Bisbal para el 9 de septiembre, que se había programado inicialmente en el Auditorio Rocío Jurado; otro el 16 con entradas ya agotadas, de Camilo; y el de Antonio José, fijado el 24 de de septiembre. Hay otros dos ya cerrados para 2022: Manuel Carrasco y un artista internacional Marc Anthony, ambos en junio. Mientras el de Chayanne anunciado sigue cancelado.

De entrada es un buen calendario que permitirá avanzar en la senda de la recuperación económica a la sociedad aunque, de momento, siguen las restricciones que limitan el aforo. En estos momentos, la limitación es del 40% en espacios abiertos como éste, que tiene capacidad para 60.000 espectadores. Pero, según fuentes de la Consejería de Educación y Deporte, el aforo se limitará sólo a 6.000 personas, sentadas y con distancia. Los escenarios serán semicirculares, ocupando sólo una parte del recinto, lo que tratará de evitar la sensación de vacío.

La ausencia de citas deportivas de nivel, finalidad con la que se concibió el estadio, obligó hace siete años a cambiar su concepto y a diversificar sus usos con el convencimiento de que el negocio de la música era más atractivo y dejaba más beneficios que el deporte. De hecho se habilitaron incluso salas con menor aforo, unas dos mil personas, para acoger citas más reducidas. Y se habilitaron espacios polivalentes y modulables para grabar programas, anuncios, sesiones fotográficas y videoclips. Y el Estadio de la Cartuja entró a competir con otros escenarios para la cultura en una de las ciudades de España con mayor número de espacios escénicos, lista a la que se sumó en el caso de los conciertos también otro estadio, el del Betis.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios