Educación
  • La oferta de ciclos formativos para alumnos de Educación Especial se ampliará a tres institutos de la provincia el próximo curso

  • El IES Europa, en Arahal, llevaba años reclamando esta enseñanza para estudiantes de la Campiña

La FP Básica Específica en Sevilla: un servicio social que se triplica en un lustro

Aula específica del IES Europa, en Arahal. Aula específica del IES Europa, en Arahal.

Aula específica del IES Europa, en Arahal.

José Ángel García

Son poco más de las diez de la mañana en el IES Europa, un instituto de enseñanzas medias de Arahal convertido, desde hace décadas, en referente de la Educación Especial en la provincia de Sevilla. A pocos metros de la conserjería se encuentra María Sola, su directora, que se muestra muy ilusionada con la FP Básica Específica que este centro acogerá el próximo curso y en el que sus estudiantes podrán obtener el título de Acceso y Conservación en Instalaciones Deportivas

Este tipo de ciclos formativos, dirigido a alumnos NEAE (con necesidades educativas de apoyo específico), ha incrementado notablemente su presencia en la provincia de Sevilla los últimos cinco cursos. Han pasado de los tres existentes en 2016 a los nueve con los que se contará el próximo otoño. En el caso del Europa, su implantación responde a una vieja demanda, ya que muchas familias de la localidad y de municipios cercanos se veían obligadas a desplazarse cada día a la capital para que sus hijos pudieran adquirir estos conocimientos técnicos, que los validan para un futuro laboral a corto y medio plazo.

No había, hasta ahora, ninguno cercano en la comarca. Un déficit incomprensible si se atiende a la larga tradición que dicho instituto tiene en la Educación Especial. De hecho, antes de ser un centro de enseñanzas medias, estas instalaciones albergaban un colegio que ya contaba con un aula específica, donde se atiende a aquellos alumnos que, por sus necesidades especiales y tras el dictamen del equipo de orientación educativa (EOE), requieren de una atención fuera del aula ordinaria. 

Una de las aulas ordinarias del IES Europa que integra a alumnos NEAE. Una de las aulas ordinarias del IES Europa que integra a alumnos NEAE.

Una de las aulas ordinarias del IES Europa que integra a alumnos NEAE. / José Ángel García

El Europa atiende, en total, a 31 menores NEAE, 27 en aulas ordinarias y cuatro en el aula específica, cuya tutora es Sonia Laguna. En estos momentos es la hora del taller. Sus estudiantes confeccionan una alfombra que se llevarán a casa. Eli, Lucía y María del Carmen apenas se percatan de la presencia del fotógrafo y el periodista. Su único afán en estos momentos es avanzar lo más posible en la nueva pieza que sale de sus manos.

También disponen de un aula-hogar, en la que se les enseña las nociones básicas para trabajar la autonomía y la independencia domésticas. Con tal fin, como recuerda Sonia Laguna, se preparan recetas y se les lleva al supermercado. También participan con los productos que elaboran en un mercadillo solidario con motivo del Día de la Paz. Actividades que han estado limitadas este curso a consecuencia de la pandemia. 

Quienes a partir de septiembre se escolaricen en la FP Básica Específica deben tener entre 16 y 19 años y contar con un diagnóstico previo que les permita matricularse en dicha modalidad. Además, como subraya la directora del Europa, no podrán haber titulado en Secundaria, ya que este tipo de enseñanza está pensada (tanto a nivel ordinario como específico) para los estudiantes que no han conseguido acabar la educación obligatoria. "En el caso de la FP Básica Específica se trata de dar respuesta a los alumnos que, por sus dificultades, no alcanzan los objetivos de la ESO para titular, algo que suele ocurrir en una media de uno o dos estudiantes que presentan estas características por clase", refiere Sola al respecto. 

La maestra del aula específica ayuda a una estudiante a confeccionar una alfombra. La maestra del aula específica ayuda a una estudiante a confeccionar una alfombra.

La maestra del aula específica ayuda a una estudiante a confeccionar una alfombra. / José Ángel García

Como se indicó antes, para estos nuevos ciclos formativos es el EOE el que decide los jóvenes que pueden escolarizarse en él, que proceden tanto de los que reciben apoyo en las aulas ordinarias como en la específica. Aunque, según subraya Laguna, un aspecto a tener muy en cuenta para este tipo de enseñanza es que el alumno NEAE aspirante a ocupar una plaza disponga de cierta autonomía personal y social

Los estudiantes que reúnan estos requisitos han podido solicitar plaza para la FP Básica Específica hasta el pasado 30 de junio. No hay prioridad para los alumnos que hayan estado escolarizados en el instituto que oferte tal enseñanza. Tampoco aquí el principal criterio para asignar una vacante es la nota obtenida en ESO, ya que los técnicos de la Delegación territorial de Educación aplican una orden de prelación propia, fijada en una resolución publicada el pasado mes. 

La especialidad que se impartirá el próximo curso en este instituto de la campiña sevillana consistirá en el aprendizaje sobre el mantenimiento de gimnasios, polideportivos y piscinas. Supone una importante novedad, pues hasta ahora la mayoría de las enseñanzas en la FP Básica Específica se centraban en Servicios Administrativos. Quienes obtengan el título en el Europa podrán trabajar de subordinados de un jefe de mantenimiento de estas instalaciones. Entre sus funciones se encontrarán la supervisión de los cerramientos, la elaboración del inventario del material o todo lo relacionado con los servicios que se les presta a los usuarios, como el estado de las taquillas y el préstamo de toallas. 

Varios alumnos participan en una de las actividades del programa Erasmus+ Varios alumnos participan en una de las actividades del programa Erasmus+

Varios alumnos participan en una de las actividades del programa Erasmus+ / José Ángel García

"Una de las condiciones para que un instituto acoja una FP Básica Específica es que posea una cultura de atención a la diversidad, como es el caso del Europa", precisa Sola, quien argumenta que esta cualidad supone uno de los principales motivos por el que la mayoría los alumnos NEAE de los colegios de Arahal, e incluso de municipios cercanos, quieren continuar sus estudios en este centro. "Es un proyecto, el de la atención a la diversidad, que todos los equipos directivos lo han apoyado con muchos recursos", comenta la tutora del aula específica, que es la única que existe en los institutos de este municipio.  

"Pese a que muchos profesores que llegan al Europa no cuentan con esta especialidad, se adaptan de inmediato a la cultura del instituto, porque saben que es referente en la atención a la diversidad", afirma Sola, que pone de ejemplo el caso de un colegio de la localidad que tiene 40 alumnos NEAE adscritos al centro de enseñanzas medias "por dicha cualidad". La plantilla del IES Europa la integran dos maestros de pedagogía terapéutica (PT) y una monitora de Educación Especial (Petis). 

Tal es la apuesta de este instituto público por integrar y potenciar las capacidades del alumnado NEAE, que este curso ha comenzado a desarrollar el programa de intercambio cultural y pedagógico Erasmus+, en el que también participan los estudiantes del aula específica, con actividades como las dedicadas a las frutas de temporada, gracias a la colaboración del padre de un alumno. Como culminación de dicho proyecto, el próximo ejercicio académico estos jóvenes viajarán y permanecerán una temporada en un centro educativo de Austria. Irán acompañados por una maestra PT y cada uno de ellos por un familiar. Un paso más por dotar de la mayor normalidad a un colectivo al que en otoño se le abre otra vía formativa para su desarrollo laboral y personal con la FP Básica Específica.