Patrimonio

Freno al deterioro de las Atarazanas

  • La última inspección técnica revela que los antiguos astilleros necesitan una intervención para estabilizar su empeoramiento debido a las lluvias

Aspecto actual de la fachada de los edificios Cuerpo de Guardia y Biblioteca de las Reales Atarazanas. Aspecto actual de la fachada de los edificios Cuerpo de Guardia y Biblioteca de las Reales Atarazanas.

Aspecto actual de la fachada de los edificios Cuerpo de Guardia y Biblioteca de las Reales Atarazanas. / Juan Carlos Muñoz

Freno al deterioro de las Reales Atarazanas a la espera de que se ejecute su proyecto de rehabilitación integral. La fundación bancaria La Caixa ya cuenta con los permisos necesarios de la Gerencia de Urbanismo y la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico para la realización de una serie de actuaciones que se iniciarán de forma inminente para estabilizar el estado del inmueble y el mantenimiento de las debidas condiciones de seguridad, salubridad y ornato público tras la última Inspección Técnica de la Edificación (ITE).

El principal objetivo de las actuaciones es estabilizar el deterioro progresivo de los antiguos astilleros medievales motivado principalmente por las lluvias. En el proyecto se detalla que los trabajos de cimentación y estructura se desarrollarán en varias zonas del inmueble que se encuentra en el número 1 de la calle Temprado. En el castillete montacargas de la escalera de fundición debe sanearse los elementos desprendidos y limpiar los cascotes; consolidar y reparar los muretes (incluso apuntalarlos si fuera necesario);y protegerlo de la entrada de aguas mediante tableros y plásticos que garanticen la estanquiedad de los vidrios rotos y su cubierta.

En el edificio de la Biblioteca, en el documento se aconseja que permanezca cerrado y apuntalado. Los operarios revisarán el estado de las medidas implantadas para chequear que siguen siendo válidas. En el edificio Cuerpo de Guardia las tareas incluyen sanear los elementos desprendidos y limpieza de cascostes y escombros; consolidar los muros para su protección frente a la entrada de aguas; y la revisión de la cubierta para que se garantice la impermeabilización.

El inicio de las obras es inminente tras el visto bueno de Urbanismo y Patrimonio

Hay más zonas afectadas de las Reales Atarazanas que aparecen en el proyecto de obras elaborado tras la inspección periódica. Las actuaciones de estanquiedad e instalaciones generales se desarrollarán en la cubierta del edificio Cabecera con la limpieza de la vegetación de las canales de la cubierta de tejas y la sustitución de las que se encuentren sueltas o deterioradas. En la cubierta de la nave 1 tocará limpieza de la vegetación de las cazoletas desde la raíz; la reparación de las baldosas dañadas; la sustitución de la lámina impermeabilazante autoprotegidas deteriorada por una similar; y el sellado de la junta perimetral del lucernario del salón de actos.

En la cubierta de la nave 2 se repararán las entradas puntuales de aguas en la zona del paño roto, donde se debe cambiar por completo desde la cumbrera hasta el alero por un tramo de chapa de acero para dar una estanquiedad provisional al edificio. Estos trabajos deben ser realizados por una empresa autorizada. En la cubierta de las naves 4 y 5 se desmontará y sustituirá los vidrios rotos en las cubiertas de chapa, y se reemplazará los paños en mal estado de impermeabilización o rotos por una chapa de acero. En la cubierta 6 y la nave transversal, los operarios deben reparar el pavimento y los muretes de los lucernarios en mal estado, y colocar los vidrios rotos para devolverle la estanqueidad. De forma general hay que reparar los canales de recogida de aguas de todas las naves y limpiar los canalones, sumideros y cazoletas con la reposición de los elementos deteriorados para garantizar la evacuación de las aguas de la instalación actual. Por último, se restituirán los vidrios rotos de las carpinterías exteriores y óculos para dar estanquiedad al edificio, y se repondrán los tramos dañados o desaparecidos de la red antipájaros de los patios de las naves 2 y 3.

Las actuaciones afectan a la cimentación, estructura y estanqueidad

El acuerdo para iniciar la rehabilitación de la Reales Atarazanas se encuentra cercano. El proyecto del centro cultural cuenta con el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico desde finales de julio. Los técnicos apuntaron en el documento que “respeta de forma global los valores Patrimoniales del BIC, y da cumplimiento de forma genérica a los acuerdos firmados por La Caixa, la Consejería de Cultura y de la Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico-Artístico de Andalucía (Adepa) en diciembre de 2017, y se ajusta a las determinaciones de la legislación vigente”.

Los técnicos de Patrimonio solicitaron una documentación complementaria, quedaron a la espera de recibir el proyecto visado y tramitado por la Gerencia de Urbanismo, y realizaron una serie de consideraciones. La primera es sobre el recinto amurallado. Pidieron que se contemplase la posibilidad de excavar la zona anexa al Postigo del Aceite y detectaron que la zona donde confluyen la muralla y la barbacana con las naves 6 y 7 queda demasiado estrecha para el paso de personas y su adecuada musealización. En relación con el refuerzo de la cimentación de los antiguos astilleros medievales, en el documento se detalla que deben retirarse los tubos de inyección de los refuerzos y recalces bajo la cimentación de las pilastras, el muro pantalla debe ejecutarse tras las pilastras para conseguir la adecuada recuperación de la arquitectura y los espacios originales, y poder contemplar los arcos mudéjares en su trazado y desarrollo original en toda su dimensión y altura. Por último, recomiendan la reconsideración como único acceso principal por la calle Temprado y que la tienda-librería sólo tenga acceso desde dentro del inmueble.

Interior de los antiguos astilleros medievales. Interior de los antiguos astilleros medievales.

Interior de los antiguos astilleros medievales. / Juan Carlos Muñoz

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios