Sevilla

Polémica en Gerena por un aumento del gasto político en plena crisis del coronavirus

  • El alcalde anuncia que el aumento de sueldos no se aplicará hasta que pase el estado de alarma y las circunstancias lo permitan

  • IU y PP censuran la urgencia por aprobar un presupuesto basado en unos ingresos y una situación económica que ya no existen

Una captura del Pleno telemático de Gerena, que se celebró el pasado Miércoles Santo. Una captura del Pleno telemático de Gerena, que se celebró el pasado Miércoles Santo.

Una captura del Pleno telemático de Gerena, que se celebró el pasado Miércoles Santo. / M. G.

Varias semanas después de que el decreto de alarma obligara a reducir la actividad política de los ayuntamientos, se empiezan a celebrar plenos telemáticos, con los concejales y el secretario-interventor conectados desde sus casas o despachos. 

La primera sesión de este tipo celebrada en Gerena, el pasado 8 de abril, ha sido controvertida, porque en la misma el gobierno socialista ha aprobado, por la vía de urgencia y sin consensuar con el resto de partidos, el presupuesto de 2020, elaborado antes de que la pandemia se vislumbrara, sin prever sus efectos e incluyendo un aumento del gasto político, en un 120%

Aunque al alcalde, Javier Fernández Gualda, ya ha anunciando que esa parte de las cuentas queda en suspenso y que se modificarán para destinar el dinero a otras necesidades, la polémica ya está servida.

Hasta ahora la retribución a los miembros del gobierno suponía un montante anual de 111.000 euros, ahora se ha incrementado en 132.500 euros, hasta unos 244.000 euros en total. En el caso de la asignación del alcalde, el aumento es de 6.200 euros más al año.

Tres liberados más a tiempo parcial

Las dos concejalas que estaban liberadas con media jornada pasan al 100% y se suman otros tres con asignación por su dedicación parcial al Consistorio, uno al 80% y dos al 55%.

Desde el gobierno se insiste en que nada de eso se aplicará hasta que se levante el estado de alarma y "las circunstancias lo permitan".

Los grupos de IU-Adelante y el PP votaron en contra del presupuesto y han recordado en sendos comunicados que los proyectos importantes que se recogen se podrían haber abordado antes. También señalan que son unas cuentas irreales, que se basan en ingresos y en una situación económica que ya no existe.

Fuentes del gobierno socialista, por su parte, han recordado que el alcalde, Javier Fernández Gualda, anunció en redes sociales antes del Pleno que la aplicación de ese incremento salarial "se suspendía por responsabilidad y solidaridad hasta después de que se levante el estado de alarma". 

También recuerdan que ahora sólo cobran el alcalde (1.600 euros netos al mes, según precisan) y dos concejalas a media jornada (con 633 euros netos al mes).

Similar a los pueblos del entorno

"La ampliación del número de liberaciones de concejales se equipararía al mismo régimen que tienen municipios vecinos como Aznalcóllar o Guillena, estaba contemplada en el proyecto de presupuestos para 2020, cuya elaboración terminó antes de la crisis del coronavirus", señalan.

En cuanto al hecho de que el presupuesto se haya aprobado ahora y en estas circunstancias, el PSOE señala que Gerena ha tenido provisionalmente una interventora que acudía al Ayuntamiento sólo un día a la semana y ahora se iba a incorporar la nueva, que ha ganado su plaza, a tiempo completo de lunes a viernes. Esperar a que se ponga al día para aprobar el presupuesto suponía un retraso que no se podía asumir y que podría afectar al pago de los empleados y los incrementos salariales aprobados por el Gobierno. 

Las cuentas incluyen inversiones importantes, para solventar el problema de suministro eléctrico en el polígono industrial y el abastecimiento de agua en Jardines de Gerena. El gobierno destaca además que incluyó las propuestas de Adelante Gerena y el PP, si bien éstas se hicieron a finales del año pasado.

Sobre el compromiso de que esos sueldos no se aplicarán hasta que se levante el estado de alarma, Adelante recuerda la tramitación que queda (exposición, aprobación definitiva, publicación en el BOP...) que hará que cuando las cuentas entren en vigor si el estado de alarma no ha terminado, le pueda quedar poco tiempo. Además, ha justificado su voto contrario por "coherencia y responsabilidad política", cuando estamos en una crisis sanitaria, social y económica sin paragón desde la II Guerra Mundial, por lo que habría que haber esperado a ver sus secuelas y tomar medidas en función de las mismas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios