investigación

La investigación pública mueve 100 millones al año en Sevilla

  • La Cartuja se ha convertido en el principal foco de investigación científica local.

El alcalde, en el centro, con las principales instituciones que realizan investigación pública. El alcalde, en el centro, con las principales instituciones que realizan investigación pública.

El alcalde, en el centro, con las principales instituciones que realizan investigación pública. / M.G.

La investigación pública llevada a cabo por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Sevilla y la Universidad Pablo de Olavide (UPO) mueve en la ciudad cerca de 100 millones de euros al año, lo que permite a unas 8.000 personas de estas instituciones públicas desarrollar y gestionar proyectos, grupos y líneas de investigación. Así lo confirmó ayer el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, tras el encuentro mantenido ayer con investigadores con el propósito de poner en común las fortalezas y debilidades de la investigación en la ciudad realizada desde las instituciones públicas.

La reunión celebrada este lunes se llevó a cabo en la sede de CIC Cartuja porque la isla se ha convertido en los últimos años en el principal foco de investigación científica de Sevilla e instituciones públicas, como la Universidad de Sevilla, trabajan para concentrar aquí su actividad investigadora científica y tecnológica. Los 13 centros que el CSIC tiene en Sevilla alcanzaron el año pasado una financiación de 35 millones de euros procedentes de proyectos nacionales e internacionales. La UPO, por su parte, invirtió 30 millones de euros durante el curso 2016-2017 en actividades de investigación, sumando fondos nacionales e internacionales. Y la Hispalense, una institución mucho mayor que la Olavide, dedicó en ese mismo periodo a la investigación 32 millones de euros procedentes del Plan Estatal, los planes autonómicos, los proyectos internacionales, los contratos con otras entidades, su plan propio de investigación y otros ingresos. "Aunque siempre se ha apuntado que la cantidad no es sinónimo de calidad, los datos numéricos pueden servir para dibujar una dimensión del peso de la ciencia en la ciudad", señalaron desde el Ayuntamiento.

La investigación en Sevilla. La investigación en Sevilla.

La investigación en Sevilla. / Dpto. Infografía

El CSIC cuenta con 23 centros e institutos de investigación propios y mixtos en Andalucía, de los cuales 13 se ubican en Sevilla. Estos últimos llevaron a cabo el año pasado cerca de 1.300 proyectos de investigación, muchos de los cuales permanecen vigentes en la actualidad. Sólo en el año 2017, el CSIC en Sevilla solicitó 22 patentes en base a resultados de investigación. Estos datos certifican que "la capital hispalense es, dentro de la comunidad autónoma andaluza, la provincia con una mayor presencia de la principal institución pública de investigación en España y la tercera en Europa", señalaron fuentes del Ayuntamiento.

La Olavide, por otro lado, llevó a cabo en el último curso cerca de 320 proyectos de investigación competitivos, varios de ellos de carácter internacional y aún vigentes. Su producción científica se tradujo en 2.400 publicaciones, entre artículos en revistas científicas, libros, capítulos de libros, tesis doctorales y aportaciones a congresos nacionales e internacionales. A las anteriores cifras se unen 14 patentes y en torno a 300 contratos y convenios realizados en base a resultados de investigación.

Los datos de la Universidad de Sevilla también son positivos. La institución académica mantuvo durante el curso 2016-2017 -según su anuario estadístico- unos 548 grupos de investigación repartidos en nueve áreas de conocimiento. Durante este tiempo, su investigación tuvo un impacto en 32 patentes y modelos de utilidad; y se pusieron en marcha en torno a 130 proyectos entre el Plan Estatal, los programas marco europeos y otros programas internacionales, con especial énfasis en las áreas de ingeniería y energía.

La ciencia pública en Sevilla se realiza también de forma colaborativa. Existe una figura denominada centros mixtos de investigación, que son gestionados entre varias instituciones. El CIC Cartuja, por ejemplo, está formado por el CSIC, la Hispalense y la Junta de Andalucía; y el Centro Andaluz de Biología y Medicina Regenerativa (Cabimer), también ubicado en La Cartuja, está formado por, además de las tres instituciones anteriores, la Universidad Pablo de Olavide. De esta forma, se constituyen redes de I+D en la ciudad, sumando esfuerzos y recursos y generando sinergias entre las principales instituciones de investigación pública.

A este encuentro, además del alcalde y la delegada de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria, Myriam Díaz, acudieron investigadores del CSIC en Andalucía, la UPO, la Hispalense, el Instituto de Investigaciones Químicas, el Instituto de Ciencias de los Materiales, el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo o el Centro Andaluz de Biología y Biomedicina Regenerativa, entre otras instituciones

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios