CONTENIDO PROMOCIONADO

Jóvenes: más tiempo libre y más viajes de turismo

Los jóvenes suelen viajar más y dedicar tiempo a actividades divertidas como las salas de escapismo. Los jóvenes suelen viajar más y dedicar tiempo a actividades divertidas como las salas de escapismo.

Los jóvenes suelen viajar más y dedicar tiempo a actividades divertidas como las salas de escapismo.

Cuando se piensa en juventud, hoy en día se asimila con el consumo masivo de tecnologías y contenidos en versión digital. Sin embargo, un reciente estudio del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud arroja una visión diametralmente opuesta sobre los jóvenes y cómo emplean el tiempo libre del que disponen. Así, según esta entidad, los jóvenes de hoy dedican mucho más tiempo al ocio y los viajes que hace 10 años, esto es, que la generación anterior, menos tecnificada a priori.

Así, el número de horas ociosas se ha incrementado de 17 horas, en las que se cifró en 2003, a las 41 horas semanales de 2017. Del total de estas horas de libre disposición, el 78 por ciento de los encuestados reconoce que sale más de noche, aunque vuelve a una hora más temprana que los jóvenes de 2013.

A nivel anual, el aumento también se percibe. Así, mientras que los viajes fin de curso de hace 10 años apenas duraban una media de 7 días, los viajes para grupos que se organizan como viajes de fin de curso se programan para una media de 10 días. Del mismo modo, los viajes escolares y las actividades extraescolares también están hoy más presentes en el día a día de los jóvenes.

Ante esta demanda, diversos ayuntamientos han programado diversos programas de ocio y actividades juveniles con el fin de mantener activos a los jóvenes y evitar que caigan en el consumo temprano de alcohol, tabaco u otras drogas. Es el caso de Valladolid, donde este año el presupuesto destinado desde el Consistorio se ha multiplicado.

El verano, tiempo para disfrutar

El periodo estival aglutina el mayor porcentaje de tiempo libre de los jóvenes de entre 16 y 25 años. A las extensas vacaciones se suman las fiestas populares y patrones de ciudades, que atraen cada año a más jóvenes del entorno. La movilidad de los jóvenes de hoy es mayor que la de hace 10 años. Y es que los jóvenes españoles salen más a destinos nacionales, sí, pero también a destinos internacionales.

Así los viajes de verano a Londres para mejorar su nivel de competencia lingüística en Inglés también se han incrementado. No varía, sin embargo, el poder adquisitivo de los jóvenes a la hora de viajar y disfrutar del turismo. Gracias a la economía colaborativa, conocen numerosos trucos sobre cómo viajar a Londres y ver el Big Ben de Londres desde otra perspectiva. El Big Ben es uno de los lugares más visitados por los turistas españoles en la capital inglesa.

Además de mejorar su nivel de idiomas, los jóvenes españoles de hoy esperan vivir nuevas experiencias. Los psicólogos recomiendan a los padres dejar que los hijos tomen este tipo de decisiones por sí mismos, siempre y cuando sea desde la sensatez y sean conscientes y responsables de lo que van a necesitar para acometer este tipo de viajes. Salir de casa tiene un halo de libertad romántico, alertan, pero en muchos casos los jóvenes no están preparados para afrontar una separación larga de sus progenitores y salir a países en los que dependen exclusivamente de ellos.

Si el hijo demuestra madurez para afrontarlo, los psicólogos valoran como muy positivo favorecer este tipo de actividades en largos periodos de tiempo, ya sea durante el curso académico o en el periodo vacacional, ya que fortalecen su personalidad, les ayuda a madurar y ser más emprendedores e independientes.

¿Y cuando no es verano?

Los jóvenes se asocian al verano en fiestas y grupos de amigos, pero ¿qué hacen en su tiempo libre el resto del año? El turismo de fin de semana se está convirtiendo en una opción muy valorada, especialmente por los jóvenes universitarios. El turismo cultural, en este sentido, se muestra minoritario.

Por otra parte, los viajes a los destinos de Erasmus se han convertido en una rutina habitual durante los años universitarios, además de los viajes a destinos como Punta Cana o Cuba, los más elegidos por los universitarios para celebrar el ecuador de la carrera o la graduación.

La última moda la componen los llamados juegos de Escape. Ya han colonizado todas las ciudades, incluida Sevilla. Hablamos con los gerentes del Escape Room Tempo, uno de los más activos a juzgar por la cantidad de publicaciones y opiniones online. Reconocen que el fenómeno Escape Room en Sevilla les ha pillado por sorpresa, asegurando que no esperaban tan buena acogida.

Reconocen que si bien al principio el público era mayoritariamente joven, en la actualidad acuden grupos de amigos de mediana edad que encuentran en esta actividad una forma diferente y retadora para pasar la velada. Tal ha sido la fiebre de esta modalidad de ocio, que incluso existen clubes de amigos que recorren ciudades para encontrar un reto a su medida. Y estos sí, son mayoritariamente jóvenes que utilizan la actividad como excusa para conocer otras ciudades.

Los juegos de mesa viven hoy una segunda edad dorada. Ojo, no nos referimos a los juegos de mesa tradicionales como pueden ser la oca o el parchís, sino los juegos de rol y los juegos de mesa que se inspiran en ellos. Todas las grandes superficies han hecho un hueco en sus estanterías para acoger a esta nueva moda. Si bien su precio no es excesivamente barato -la media ronda los 40 euros- tienen la cualidad de saber cómo enganchar a los usuarios mediante el reto constante.

Los psicólogos se muestran especialmente partidarios de los juegos colaborativos, ya sean mediante los juegos de mesa o los escape room, ya que además de fomentar el trabajo en equipo se refuerza la creatividad y el pensamiento lateral de los jóvenes. Animarles a pensar cambiando la perspectiva presenta tantos beneficios como jugar al ajedrez, insisten los psicólogos.