Obituario

Manolo Bonmati

  • Se nos ha ido Manolo Bonmati, socialista y sindicalista que fuera durante años Secretario de Internacional de la Unión General de Trabajadores. Un hombre de “Ideas”.

Qué bonita está Triana, qué bonita está Triana cuando le ponen al puente banderas republicanas

San Jacinto, Pagés del Corro, Pureza, Betis, Santa Ana… En París los jóvenes franceses inventaban “la imaginación al poder”; en las calles de Triana un grupo de jóvenes recogía la antorcha de otros “hombres y mujeres de ideas” que sembraron en estas tierra las semillas del socialismo.

La sabiduría popular había cambiado las “banderas republicanas” por “te va tú a enterar lo que le ponen al puente”. La especulación del desarrollismo de los sesenta se había ensañado con miles de familias que malvivían hacinadas en corrales de vecinos donde compartían sus miserias. París nos quedaba muy lejos, y cuando mirábamos a la cara a las gentes de estas casas sabíamos que eran nuestra gente y que teníamos que hacer algo. Así empezábamos a hacer nuestras las luchas de tantos que, en palabras de Castilla del Pino, “se fueron sin contarlo”.

España era entonces tierra de emigración, ahora vuelve a serlo, pero de otra manera. Londres era la tierra prometida para jóvenes que empezaban a vivir los retos de la madurez. En Londres te emocionaste, os emocionasteis, viendo un reportaje de la televisión holandesa en el que jóvenes socialistas de Sevilla ponían voz e imágenes a la lucha antifranquista. Y desde Londres escribiste aquellas sentidas a cartas que con voz quebrada por la tristeza leíamos a José María cuando el maldito cáncer lo dejó ciego y ya no podía leerlas él.

Después vendría Madrid, el Madrid que tantos nos atraía. El Madrid por el que Pablo Iglesias fue el primer diputado socialista en las Cortes españolas, el Madrid del “no pasarán”. El Madrid que fue testigo del asesinato de Tomás Centeno. El Madrid del reencuentro del exilio exterior y del exilio interior en el XXX Congreso.

España, Europa y el mundo entero, especialmente América Latina, han sido testigos de tu entrega al servicio de los trabajadores de la mejor forma en que puede servírseles: militando en el sindicalismo libre y democrático, contribuyendo a devolverles a los trabajadores españoles el principal instrumento que han tenido para la defensa de sus intereses, la Unión General de Trabajadores.

Gracias Manolo. Gracias por tu entrega y gracias por tu amistad.

Un fuerte abrazo querido compañero.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios