Fútbol El elegido por el Sevilla como sustituto de Monchi es Víctor Orta

Política Dimite Amparo Rubiales

Sevilla

Muere el abogado José Manuel Sánchez del Águila

  • Letrado de larga trayectoria, también destacó en la vida cultural de la ciudad como escritor y editor

José Manuel Sánchez del Águila

José Manuel Sánchez del Águila / Juan Carlos Vázquez

El abogado, escritor y editor José Manuel Sánchez del Águila (1957-2022) ha fallecido esta mañana en Sevilla. Licenciado en Derecho por la Hispalense en 1979, Sánchez del Águila ejercía la abogacía desde 1980, algo que siempre hizo con pasión y honestidad, “de una manera artesanal” como a él le gustaba decir. Prueba de su compromiso es que, pese al prestigio de su trayectoria, nunca abandonó el turno de oficio, especialmente el de la violencia contra la mujer.

Vecino del barrio de Los Remedios, antiguo alumno de los Padres Blancos y personaje muy conocido en los juzgados sevillanos, José Manuel Sánchez del Águila llevó todo tipo de casos, algunos muy sonados como el de las facturas falsas del Distrito Macarena, en el que consiguió la absolución del edil socialista José Antonio García, o la acusación contra la concejala Josefa Medrano, de Izquierda Unida, por censurar un acto cultural en homenaje del escritor Agustín de Foxá, en el que representó a las asociaciones Ademán y Fernando III. Políticamente, Sánchez del Águila nunca escondió su ideología joseantoniana y falangista, lo que no le impidió tener amistad con una gran cantidad de personas de derechas e izquierdas.

Además de abogado, José Manuel Sánchez del Águila era una persona muy imbricada en la vida cultural de la ciudad. De extensa cultura, perteneció a la tertulia El Sábalo y como escritor es autor de los libros Recuerdo de un Olvido, Ropa vieja o Un columpio entre estrellas, este último bajo el heterónimo Andrés Chapullé. Fue merecedor de diversos premios de relatos, entre ellos el concedido por la sociedad Nicolás Monardes a su obra Estrellas Muertas.

Como editor impulsó el proyecto Geribel, tempranamente malogrado, pero que consiguió rescatar algunas obras de narraluces como El mono azul, de Aquilino Duque, Historia de una finca, de los hermanos Cuevas, o Recuerdos de Fernando Villlaón, de Manuel Halcón.

Caballero de agradable tertulia, padre de tres hijos, conductor de un viejo Dos Caballos y apasionado de los mapas antiguos, José Manuel Sánchez del Águila consideraba la abogacía como mucho más que una profesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios