Obituario

Muere José María de Mena, que convirtió Sevilla en un género literario

  • Miembro de numerosas Academias, también fue periodista, profesor de música y logopeda

José María de Mena, en un acto en el Ateneo José María de Mena, en un acto en el Ateneo

José María de Mena, en un acto en el Ateneo / Ruesga Bono

Comentarios 5

La última vez que apareció el nombre de José María de Mena en un libro fue en el prólogo de 'Pasa la Vida', una antología de poemas y canciones de Manuel Garrido. Una semana después de que con 93 años falleciera el autor de las Sevillanas del adiós, ha muerto en Sevilla, a sus 95 años, el autor que más libros le ha dedicado a la ciudad de Sevilla. José María de Mena (Córdoba, 1923-Sevilla, 2018) no era un historiador al uso. Porque, entre otras cosas, no sólo se dedicó a esa disciplina. Fue periodista, recorriendo España entera a caballo en una de sus series más celebradas. Dirigió el Conservatorio Superior de Música de Sevilla; era psicólogo clínico especializado en la logopedia. Como miembro de la Cruz Roja, participó en tareas de asistencia el 27 de julio de 1968 en el incendio de los Almacenes Vilima, siniestro que se saldó con la muerte de dos bomberos.

Que no se molesten Ken Follet, Mario Vargas Llosa o Arturo Pérez-Reverte, pero si se hiciera una encuesta, el autor del que más libros existen en los hogares sevillanos es José María de Mena. Y también fuera de la ciudad en la que pasó buena parte de su vida. Dedicó 42 libros a desentrañar historias y leyendas de Sevilla, a bucear en el lado menos conocido de muchos de sus personajes. Todas las rutas que ahora existen sobre los misterior y enigmas de la ciudad son deudoras de la curiosidad innata de este historiador, de su rigor, de su acierto para conectar con la demanda de los lectores.

"Es el único autor que año tras año sigue vendiendo sus libros", decía en octubre de 2012 Deboprha Blackman, de la editorial Plaza y Janés, durante la presentación de uno de los últimos libros de José María de Mena, Los reinos olvidados de España. "En estos tiempos en los que la mayoría de los libros tienen una vida tan corta tener un autor así es un tesoro", añadía la representante de la editorial.

Mucho antes de que se convirtiera en moneda común las noticias falsas, José María de Mena refutó muchas leyendas a base de datos y bibliografía. Entre los mitos que descabalgó en sus diferentes libros, figuran el del altruismo de los bandoleros ("se echaban al monte para huir de la Justicia o por haber participado en la guerra"), incluido el de los Siete Niños de Écija "que ni eran siete, ni eran niños, ni eran de Écija". Desmontó las leyendas de que don Pelayo fuera el primero que derrotó a los musulmanes o la heroicidad de Carlomagno. "La canción de Roldán es un cuento chino".

Aficionado a la heráldica y a la genealogía, precisó a los acompañantes del rey Fernando III en la conquista de Sevilla en 1248 en u libro 'Memorial Histórico de Apellidos y Escudos Sevillanos y Cordobeses y que pasaron a Indias'. Enumera los doscientos apellidos de linajes sevillanos de la Reconquista, caballeros que se asentaron en la ciudad. Explicaba la procedencia geográfica de cada uno de los apellidos. Entre la historia y la leyenda, se dice que José María de Mena se alistó en la División Azul. Le gustaba veranear en Barcelona en casa de una de sus hijas. "Cataluña nunca fue reino. Era un condado francés que se unió a la Corona de Aragón", dijo en la presentación de los Reinos Olvidados.

Era miembro de numerosas Academias de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Madrid y autor de libros tan originales como "Cocina para urgencia para hombres solos". Una parte de la historia de Sevilla se marcha con este hombre, historia viva de la ciudad que ayudó a amar y conocer mucho mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios