La ley prohíbe beber en la calle

El PP denuncia que el botellón ha vuelto a Viapol y exige soluciones

  • El gobierno responde que la Policía Local ha aumentado su presencia los fines de semana

Restos de botellas y basura tras el botellón en Viapol. Restos de botellas y basura tras el botellón en Viapol.

Restos de botellas y basura tras el botellón en Viapol. / P.P. (Sevilla)

Comentarios 1

El Partido Popular, a través de su portavoz y candidato a la Alcaldía, Beltrán Pérez, ha denunciado que el botellón ha regresado este otoño, con más fuerza, a la zona de Viapol “para desgracia de sus vecinos, que lo vienen sufriendo desde hace años” y exige medidas al gobierno de Juan Espadas.

Con la llegada de la nueva estación, numerosos jóvenes han tomado el entorno de las calles José Recuerda Rubio y Balbino Marrón hasta altas horas de la madrugada dejando un rastro de ruidos y de basura con la que se despertaron ayer los vecinos de Viapol. “El problema de la botellona hay que atajarlo con contundencia, ya que no se puede permitir que en verano se destrocen jardines y en invierno no se garantice el derecho al descanso de los vecinos”.

Pérez reiteró que “de todos los derechos que coexisten en la noche, el del descanso de las personas debe prevalecer por encima del resto. Y nos encontramos a un alcalde del PSOE que no está dispuesto a que esa premisa se cumpla para desesperación de los vecinos que viven en este barrio de Sevilla”, asegura. Lamenta que en este lugar “llueve sobre mojado” porque sus vecinos están sufriendo la desidia del gobierno municipal a pesar de las muchas acciones emprendidas por el Partido Popular para frenar este fenómeno.

El PP ha denunciado en repetidas ocasiones el problema que ocasiona la botellona en zonas como ésta, y ha llevado propuestas a Pleno y a las juntas municipales de los distritos para que sea atajado, pero se queja de que “el alcalde del PSOE se cruza de brazos y ni atiende las denuncias vecinales ni las demandas de la oposición ni mucho menos cumple lo aprobado en el Pleno”.

El PP recuerda que la ley dice “que no se puede tomar alcohol en la calle fuera de control, que no permite ruidos de una determinada intensidad a ciertas horas y parece que la Sevilla de Juan Espadas y del PSOE es una ciudad fuera de todo control que se pone de parte y protege al que molesta aunque vaya en detrimento de unos vecinos que no pueden más y que temen un invierno como el del año pasado donde se dieron situaciones bochornosas y que tuvieron alcance nacional”.

Desde el gobierno local, el delegado Juan Carlos Cabrera respondió que “la Policía Local ha incrementado notablemente las actuaciones en esta materia y prueba de ello son las decenas de actuaciones que cada fin de semana de control de consumo de alcohol en la vía pública y de control, inspección y denuncia a establecimientos que venden alcohol de forma irregular o a los que incumplen la normativa o colocan terrazas o elementos sin licencia en la calle con las consecuentes molestias para los vecinos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios