Puntadas con hilo

El PP y su querencia por el género epistolar

  • Espadas recuerda al nuevo portavoz del PP que su despacho está abierto y no necesita escribir más cartas

Comentarios 0

A Juan Ignacio Zoido, cuando era alcalde de Sevilla, le gustaba mucho el género epistolar. Suena romántico, pero era la manera que tenía el popular de dirigirse al enemigo, que dirían algunos. Era su forma de revestir cualquier labor municipal de un carácter institucional que, efectiva o no, le garantizaba la cobertura mediática de pasos habituales en un mandato. La oposición reclama al alcalde y el alcalde reclama a las otras administraciones...

Un juego de marketing político más al que es aficionado también el nuevo portavoz del PP, Beltrán Pérez. Nada más llegar, ya se contó aquí, mandó una carta a Juan Espadas para que se sentaran a debatir sobre los grandes asuntos de la ciudad. Y así lo anunció en una rueda de prensa. Y dos semanas después el popular se quejaba amargamente de que el primer edil no hubiera tenido bien contestarle. Pues ya lo ha hecho, usando la misma vía, la carta, en un intento por desmontar el boato con el que reviste Beltrán Pérez estas cuestiones.

Espadas, antes de confirmarle que se pondrán en contacto con él para cerrar las agendas, le recuerda que desde que fue nombrado portavoz se han reunido ya dos veces; que en ningún caso es necesario recurrir a un escrito por vía oficial para solicitar una cita ya que, como ha ocurrido con sus predecesores (es el cuarto portavoz en dos años), “el representante de un grupo municipal siempre tiene la puerta abierta del despacho de este alcalde”.

Y a continuación, Espadas, reprocha a Pérez las veces que ha tenido oportunidad de sentarse con él y no lo ha hecho. Como las dos negociaciones para aprobar los presupuestos municipales y los de ordenanzas fiscales, al margen de los acuerdos en todos los consejos y ámbitos de decisión municipal, “un ejercicio de diálogo en el que en la mayor parte de los casos su grupo político ha preferido quedarse al margen y votar en contra”, le contesta Espadas, que le recuerda que, al igual que el resto de grupos políticos, fue convocado a una reunión específica con el delegado de Hacienda para debatir sobre las futuras ordenanzas fiscales, cita a la que finalmente no asistió delegando este trabajo en el concejal Rafael Belmonte.

Ni tampoco a las dos reuniones específicas para abordar la seguridad y las medidas que se iban a adoptaren coordinación con la Policía Nacional y la Delegación del Gobierno, le critica Espadas que, no obstante, agradece la colaboración y la implicación personal del grupo del PP en un asunto que “debe quedar al margen de disputas políticas”. Beltrán Pérez, hace unos días, se preguntaba en las redes sociales ¿qué teme Espadas? por no atender su petición epistolar. “Tiene usted mi teléfono y mi puerta abierta”, le ha respondido Espadas. En el entorno del alcalde dicen que Pérez abusa del márketing. ¿Cómo se entiende si no la política?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios