Contenido patrocinado

Prepara a tu hijo para la vuelta al cole con estos consejos

  • Volver a empezar siempre es difícil, pero con estas claves puede ser algo más sencillo

Prepara a tu hijo para la vuelta al cole con estos consejos

Prepara a tu hijo para la vuelta al cole con estos consejos

El ecuador del verano empieza a cerrarse y, con él, septiembre cada vez está más cerca. Para los más pequeños de casa, ese es el mes maldito, ya que supone romper con las vacaciones para prepararse de cara a la escuela. En efecto, empieza a asomar en el horizonte la vuelta al cole.

Una transición que puede ser complicada, sobre todo para los niños que no quieren, de ninguna manera, dejar atrás esos días de relax y diversión, libres de toda atadura escolar, que son las vacaciones. Son una genial forma de desconectar, un descanso más que merecido, pero es inevitable que el colegio vuelva con sus clases, su rutina y sus obligaciones y deberes.

Por eso, buscar la forma de que esta vuelta al colegio sea más sencillo se vuelve algo imprescindible. Por supuesto que puede conseguir, pero, para ello, es fundamental seguir ciertas recomendaciones que vamos a llevar a cabo aquí. Vamos a ayudarte a hacer que la vuelta al colegio de tu hijo sea algo incluso divertido para toda la familia.

Las claves para una fácil vuelta al cole

Se acerca el fin de las vacaciones y, con él, el comienzo del nuevo curso. Seguramente ya estarás preparando las listas de materiales y cosas que comprar, incluso tengas en el punto de mira algunas de las mejores mochilas escolares del momento; pero necesitas mucho más si quieres que tu hijo no vea este retorno como el mismísimo infierno.

En realidad, el proceso al que te enfrentas es algo sencillo. Como cualquier cambio, debe ser una transición suave, que le permita asumir con naturalidad que vuelve a una rutina, como también que le deje ver que no hay nada de malo en ello. Vamos a ver la mejor forma de volver al cole a continuación.

Ve con él a comprar los primeros materiales

A todo el mundo le hace ilusión estrenar algo nuevo. Por eso, id juntos a comprar los primeros materiales escolares. Echad un vistazo a mochilas, a ver cuál le gusta más, ojead estuches, lápices de colores, lapiceros, bolígrafos, cuadernos, carpetas…

Todo eso, en compañía, siempre es mejor. Además, si puede escoger aquello que más le guste, estará algo más contento. Siempre es mucho mejor llevar una carpeta con tus personajes favoritos en la vuelta al cole que lleva una plana y vacía.

Adaptación a los nuevos horarios

Los horarios van a cambiar una vez empiece la rutina de la escuela, y eso es algo que tienes que preparar con tiempo. Desde un par de semanas antes de que vayan a empezar, es necesario ir modificando los horarios del día a día para que los niños se vayan preparando para lo que les espera.

Acostarse más temprano, levantarse antes, ir normalizando las horas del almuerzo, los desayunos, las cenas… Todo eso debe ser una transición suave y paulatina, nada de hacerlo de sopetón y repentinamente. Así le será más fácil cuando empiece el curso.

Preparad una zona para el estudio

Cuando le toque llevar a cabo las tareas escolares en casa, algo que también puede ir acompañado de las clases online viendo la situación general en todo el país, va a necesitar un entorno para él solo, para que no haya intervenciones ni interrupciones que rompan su flujo de estudio.

Podéis ir preparando también la que será su zona de estudio. Un rincón en el que se sienta cómodo y pueda concentrarse. Seguro que si lo preparáis juntos, lo abordará con más ganas e incluso propondrá ideas.

El orden es muy importante

La organización es clave para evitar la saturación. Durante las primeras semanas de clase, es fundamental preparar un planning con horarios para gestionar bien el tiempo dedicado a las tareas de la escuela, el tiempo libre y cualquier tarea del hogar que haya que llevar a cabo.

Una buena planificación le permitirá seguir una rutina más sencilla y sin ningún tipo de complicación. De hecho, es algo que ayuda también bastante en esta transición al nuevo día a día.

Con todas estas recomendaciones, conseguir una vuelta al cole menos dolorosa no solo para tu hijo, sino para toda la familia, será algo mucho más accesible. Es cuestión de ponerse en marcha con tiempo y con calma, volcar mucha paciencia en esos primeros días y, sobre todo, esforzarse por ayudar a los pequeños cuando sea necesario.

Volver al cole no tiene por qué ser una experiencia traumática, sino todo lo contrario. Se puede enfocar como algo divertido, como una forma de volver a cruzarse con caras conocidas y pasarlo bien, como el puente a muchas más experiencias y vivencias. Es algo mucho más positivo de lo que parece, y eso es lo primero que tu hijo debe entender.