Educación

Sevilla necesitaría casi 13.000 docentes para implantar la ratio del coronavirus

  • Un estudio de CCOO cifra en 400 millones la inversión necesaria para que haya 15 alumnos por aula

Un aula de Primaria con su alumnado habitual. Un aula de Primaria con su alumnado habitual.

Un aula de Primaria con su alumnado habitual. / D. S.

Un estudio de CCOO cuantifica en 12.849 docentes y 408 millones de euros el montante que requiere el sistema educativo público de la provincia de Sevilla para que el próximo curso haya un máximo de 15 escolares por aula y poder guardar la distancia física. Esta inversión sigue siendo menor a los recortes sufridos por la educación andaluza en los últimos años, según apunta el sindicato.

El informe analiza el exceso de 15 alumnos por aula del curso 2018/19 en el sistema educativo de la provincia y permite concluir cuántas aulas y docentes necesita Sevilla para no sobrepasar la mencionada cifra. El estudio incide en que las variables relativas a la escolarización en zonas rurales y áreas metropolitanas son determinantes. Por tal motivo, la necesidad de inversión en esta cuestión es distinta, según poblaciones y comarcas. Así, es mayor en la capital y en municipios del área metropolitana, como Alcalá de Guadaíra o Dos Hermanas.

El estudio, que se realiza atendiendo a la media de ratio de las aulas, determina que los únicos niveles que no requieren una inversión extra en este tema son las unidades de Educación Especial, que presentan otros problemas específicos para mantener la distancia física, y las de Formación Profesional Básica. El resto de niveles educativos tienen ratios medias superiores a las de otras comunidades autónomas.

En cuanto a zonas, las escuelas rurales son las menos afectadas, dado que la baja densidad de población hace que las aulas no estén saturadas como en los núcleos urbanos de la provincia. De todas formas, este tipo de colegios son menos frecuentes en esta provincia que en otras de Andalucía, como Granada, en la que abundan en determinados territorios. 

La inversión por etapas

El informe de CCOO señala que en Sevilla, por niveles educativos, situar la ratio en un máximo de 15 escolares en el segundo ciclo de la Educación Infantil requiere un incremento de 921 unidades y 1.234 docentes. En Educación Primaria se necesitan 2.443 nuevas aulas y 3.274 maestros. En Secundaria serían 2.161 unidades y 5.294 profesores. En Bachillerato el incremento de aulas debería ser de 754 con 1.846 docentes, y en Formación Profesional se necesitan 458 nuevas unidades y 1.121 profesores para desarrollar la medida.

El sindicato reconoce "el gran esfuerzo que se debe realizar", pero lo considera "proporcional" al recorte que sufrió la educación pública en la pasada crisis económica. En este sentido, denuncia que “en vez de hacer uso de la reducción de natalidad para bajar la ratio, como venimos reclamando, la Administración educativa ha suprimido unidades escolares, básicamente públicas". Por tal motivo, ante la situación actual, para CCOO es de "irresponsables" que la Consejería de Educación notifique a los centros la supresión de unidades escolares para el próximo curso.

Igualmente, el sindicato advierte que el refuerzo de las medidas de higiene tendrá también repercusiones sobre el personal de administración y servicios (PAS), especialmente si se produce un desdoblamiento de las unidades con jornadas en horarios distintos o si se disponen de otras instalaciones para uso escolar extraordinario, además del personal educativo complementario que esta situación requiere.

"Disposición" a colaborar

CCOO manifiesta su disposición a colaborar en el profundo análisis imprescindible, y reclama la plena participación de los representantes de los trabajadores de los centros educativos en las decisiones a adoptar y sobre las que hay que trabajar "concienzudamente y de modo urgente". "Es evidente que las actuales circunstancias obligan a realizar un esfuerzo para planificar la vuelta a las aulas en septiembre con distintas variables a estudiar, entre ellas el papel de la educación telemática a partir de la experiencia ya adquirida, por citar solo una de las cuestiones relevantes", abunda.

“A pesar de la mejora del escenario, en relación al comportamiento de la Covid-19 de estos últimos días, tenemos que trabajar desde la premisa de un más que previsible rebrote para que la situación de improvisación, a la que nos hemos visto obligados en Educación, no vuelva a producirse. La presencia física del alumnado en los centros, así como el contacto directo con el profesorado es esencial para el desarrollo adecuado y la buena marcha de la educación de nuestros hijos. La educación a distancia puede ser el último recurso y por un tiempo limitado, pero ya está generando una brecha importante, no sólo digital, y un retraso en la adquisición de competencias de nuestros escolares”, alertan desde CCOO.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios