La Universidad de Sevilla rompe relaciones con las universidades de Israel y dará ayudas a estudiantes palestinos

La Hispalense tendrá nuevo estatuto antes de que acabe 2024

Un grupo de estudiantes a favor de Palestina intenta entrar en el claustro de la US

La US rompe relaciones con las universidades de Israel y dará ayudas a estudiantes palestinos
La US rompe relaciones con las universidades de Israel y dará ayudas a estudiantes palestinos / José Ángel García

La Universidad de Sevilla (US) rompe cualquier relación con el sistema universitario israelí. Se trata de la respuesta de la Hispalense a la guerra en la Franja de Gaza, en línea con lo acordado por la conferencia de rectores españoles (CRUE) y por el Consejo Andaluz de Universidades (CAU). Una decisión que incluye ayudas de primera necesidad a estudiantes palestinos de la US afectados por la situación bélica.

El rector de la institución académica, Miguel Ángel Castro, ha informado de tales medidas en el claustro celebrado este lunes en la Escuela de Arquitectura. Una sesión precedida por la protesta de una treintena de estudiantes a favor de Palestina, que han intentado entrar en el salón de actos, lo que ha obligado a la Policía Nacional a intervenir. La concentración se ha extendido a otros centros del campus de Reina Mercedes y ha afectado, según lo manifestado por uno de los claustrales, a la actividad académica, incluida la realización de exámenes. Algunos de estos claustrales han precisado a Diario de Sevilla que muchos de los que participan en esta manifestación no son estudiantes de la US.

Sin relación con Israel

La primera decisión de la Hispalense en referencia a la guerra de Gaza es suspender temporalmente las actividades del convenio de intercambio académico, científico y cultural con la Universidad Ben-Gurion University of the Negev, así como los programas de movilidad con la Technion-Israel Institute of Technology.

La suspensión también afecta a los tres proyectos de investigación vigentes de programas europeos con las universidades israelíes incluidas. La condición para reanudar las relaciones es la siguiente: “en tanto no recibamos un firme compromiso con la paz y el cumplimiento del derecho internacional humanitario”.

Cooperación con Palestina

La segunda decisión adoptada respecto a la situación en Oriente próximo es apoyar a las universidades palestinas. Entre estas acciones destacan los acuerdos Erasmus + KA171 con An Najah National University y Al Aqsa University.

En esta línea, se pondrá en marcha el proyecto Capacity Building para mejorar las capacidades de las universidades en la resolución efectiva de conflictos y la reconciliación, mediante el desarrollo de programas educativos integrados e iniciativas de investigación que se alineen con los desafíos y necesidades únicas de estas regiones con las universidades Arab American University y Hebron University.

“Esto nos permitirá gestionar movilidad entrante y saliente tanto del PDI, PTGAS y estudiantes”, ha destacado el rector.

Dentro de esta cooperación con la educación superior israelí destaca una línea de ayudas en alojamiento, comida y seguro médico a los estudiantes palestinos de la US. Según fuentes de la Hispalense, en esta universidad hay matriculados actualmente nueve alumnos y un solicitante de doctorado.

Se trata, en todo caso, de decisiones muy similares a las que tomó la semana pasada la Universidad Pablo de Olavide (UPO) respecto a la guerra en Gaza.

El nuevo estatuto

Por otro lado, el rector ha anunciado, dentro del informe de gestión, que antes de que acabe 2024 la US contará con un estatuto nuevo, adaptado a la ley universitaria (LOSU), que, entre otros requisitos, obliga a instaurar el sufragio universal ponderado para elegir los órganos de gobierno. La Hispalense es la única universidad pública española donde la elección del rector queda restringida al claustro.

Para ello, la comisión de proyectos normativos se reunirá el 10 de junio con el fin de elaborar el primer borrador. El texto definitivo se someterá a debate y votación en un claustro que se celebrará en el último cuatrimestre de 2024. Castro espera que el nuevo estatuto sea lo más consensuado posible.

Lo último